Banner papereria Ruiz

Cómo instalar un buen sistema de fontanería en tu casa nueva

reparaciones fontaneria en cocina

Una de las cuestiones que más preocupan a los propietarios de una casa cuando la construyen desde cero es, sin duda, toda la instalación de la fontanería. Se trata de una obra bastante costosa, en la que hay que hacer un diseño óptimo para no tener que cargar después, por ejemplo, con humedades, filtraciones o excesos de consumo.

Es también una parte muy importante ya que, si no se diseña bien, podemos encontrarnos con un grave problema de tuberías una vez la casa está terminada, que nos obligaría a tener que abrir de nuevo las paredes para volver a realizar una instalación prácticamente desde cero.

Por este motivo, en este artículo queremos facilitarle la instalación de la fontanería a todas aquellas personas que estén pasando ahora mismo por la construcción de un hogar desde cero o que estén rehabilitando por completo una vivienda.

Para esto, hemos consultado con el equipo de profesionales de fontanerosterrassa.cat, una empresa especializada en estos temas que, además, lleva realizando todo tipo de cuestiones de reparación, instalación y mantenimiento de sistemas de fontanería para el hogar desde hace muchos años.

Paso 1: Planificación estratégica

El primer paso para establecer un buen sistema de fontanería en una vivienda es, sin duda, planear estratégicamente todo el proyecto. Para esto, necesitaremos tener claros una serie de aspectos: el tamaño de la casa, las plantas que va a tener la vivienda, el número de baños y, en definitiva, las necesidades que se quieren cubrir con esta instalación.

Al fin y al cabo, se trata de construir un espacio que va a durar muchos años, por lo que debe solucionar todas nuestras exigencias de una forma eficiente y que nos permita ahorrar, por ejemplo, en el consumo de agua.

Para esto, lo mejor es pensar en qué cuestiones queremos que tengan prioridad, cuál es nuestro presupuesto y qué gamas nos podemos permitir utilizar para empezar a trabajar.

Paso 2: Distribución y división de espacios

El segundo paso para instalar el sistema de fontanería en nuestro hogar es dividir perfectamente los espacios que tendrá la casa para tener claro, por ejemplo, cuántos cuartos de baño va a haber, si tendremos un cuarto de lavandería aparte, si queremos más de un grifo en la cocina o si vamos a necesitar una solución de fontanería exterior para el jardín.

Todo esto nos va a ayudar a tener clara una primera impresión acerca de la fontanería, estableciendo donde irían más o menos los grifos, las tomas de agua o las llaves de paso. Además, es importante también tener en cuenta aquí cuántos metros cuadrados tendrá cada estancia para hacernos una idea sobre cuánto será la inversión en metros de tuberías.

Paso 3: Realizar un plano del sistema

El siguiente paso será realizar un plano del sistema de fontanería. Para esto, probablemente necesitemos ayuda profesional ya que no es un paso sencillo; sin embargo, siempre le podemos presentar un boceto a la empresa con la que estemos trabajando para llegar a un consenso y que nos aconsejen la mejor manera de proceder a la instalación.

Realizando un plano del sistema de fontanería podremos ver por qué partes de la casa pasarán las tuberías, hacia donde irán y que servicios nos estarán cubriendo. Es, sin duda, una forma visual de tener claro cómo irá todo el sistema de fontanería.

En este caso, sería el momento también de empezar a diferenciar las tuberías que llevarán el agua fría de las que llevarán el agua caliente, para asegurarnos de que cada instalación da el servicio que buscamos.

Paso 4: Selección de tuberías

Uno de los pasos más imprescindibles e importantes de todo el proceso de instalación de la fontanería en una casa es, sin duda, la selección de tuberías. En este caso, hay que tener claro que en el mercado podemos encontrar todo tipo de gamas y precios, por lo que, probablemente, el primer punto en este paso sea establecer el presupuesto.

Una vez que tengamos claro cuánto dinero nos podemos gastar, lo mejor es acudir a un equipo profesional que nos indique qué opciones de gamas y calidades tenemos dentro de nuestro presupuesto. Lo principal será elegir unas tuberías eficientes, con un buen aislamiento y con buenas prestaciones para que nos permitan ahorrar agua y energía.

Paso 5: Incorporación de mejoras para el ahorro

Finalmente, el último paso para diseñar eficientemente el sistema de fontanería de nuestro hogar será intentar incorporar las máximas mejoras para el ahorro de agua y energía. En las tuberías, por ejemplo, sería muy interesante incluir un sistema de recirculación de agua que evite que el agua salga por los grifos hasta que no esté a la temperatura establecida.

Por otra parte, podemos incorporar también acabados en las duchas, los grifos o las cisternas que nos ayuden a ahorrar agua, como bombas de agua o sistemas de bajo consumo. Una inversión en la que podemos ahorrar muchísimo dinero a corto y largo plazo.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.