Dos detenidos por estafar 3.500 euros en alquiler de viviendas vacacionales

Guardia Civil

Los agentes localizaron a los autores en la Pobla de Vallbona

La Guardia Civil ha detenido en la Pobla de Vallbona a dos personas, e investiga a una tercera, por estafar más de 3.500 euros en alquileres de viviendas vacacionales.

Los detenidos son un hombre de 35 años, de nacionalidad española, al que se le acusa de tres delitos de estafa y dos de usurpación de estado civil, y una mujer de 31 años y nacionalidad española, por nueve delitos de estafa y uno de usurpación de estado civil.

La persona investigada, por un delito de estafa, es una mujer de 39 años y también de nacionalidad española, según informa este viernes la Guardia Civil.

La operación se inició en agosto tras una denuncia interpuesta en el Puesto de la Guardia Civil de Almussafes, en la cual el perjudicado manifestaba haber sido engañado al intentar alquilar un apartamento vacacional en Cullera.

La víctima pagó 400 euros en concepto de reserva de un apartamento vacacional que había localizado a través de una página web.

Tras las diversas gestiones policiales de los agentes, localizaron a los autores de los hechos en la Pobla de Vallbona.

El modus operandi consistía en publicar anuncios para el arrendamiento de apartamentos turísticos a través de una página web, para lo cual utilizaban fotografías ficticias de viviendas inexistentes o anunciando su propia vivienda en la que residían como okupas.

Posteriormente contactaban con los interesados, solicitándoles el pago de una señal o fianza en concepto de reserva, y una vez las víctimas realizaban el pago mediante bizum o transferencias bancarias, no volvían a contactar con ellos.

La investigación desveló que las estafas llevadas a cabo por estas personas habrían obtenido un beneficio de más de 3.500 euros, según las fuentes.

Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Carlet.

Desde la Guardia Civil de Valencia recomiendan desconfiar si el precio está muy por debajo de la media de la zona, el anuncio está mal escrito, el e-mail es la única forma de contacto o dan un número de teléfono que siempre está apagado o nadie contesta.

También si el propietario dice que no puede enseñar la casa, pide por adelantado el pago íntegro del alquiler o se niega a enviar un contrato.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.