Estas son las obras que no han visto la luz en 2018

monasteriosanmiguel

El Ayuntamiento de Llíria pierde 1,8 millones en subvenciones este año

A pocos días para despedir el año 2018, el Ayuntamiento de Llíria está a punto de decir adiós a 1,8 millones de euros en subvenciones de la Generalitat y de la Diputació de València destinadas a financiar obras de mejora en la capital de Camp de Túria.

El 31 de diciembre era la fecha límite para el inicio de obras como la rehabilitación de la subida al monasterio de San Miguel, la reurbanización de la segunda fase de la calle Garcilaso o la mejora de los polígonos industriales.

Proyectos que al no haber ni siquiera comenzado se quedarán sin la correspondiente partida presupuestaria, al menos este año. En ese saco están los 320.000 euros aprobados por el IVACE para mejorar el polígono de Rascanya -250.000 euros- y el de Laboratorios Radio -65.000 euros-; los 200.000 euros de la Conselleria de Vivienda para San Miguel y otros 200.000 para la reurbanización de la calle Garcilaso, en este caso procedentes de los presupuestos de la Diputació de València .

Así lo ha advertido en el último pleno del año la portavoz del grupo municipal del PP, Reme Mazzolari, que ha cifrado “la inacción e incompetencia del Gobierno de Manolo Civera” en unas pérdidas de 1,8 millones de euros en subvenciones provenientes de otras administraciones.

Polígonos industriales

La dirigente popular ha explicado que en caso de los polígonos el plazo de entrega de la obra acaba el 31 de diciembre de 2018 y ni siquiera se han contratado las obras, por lo que “es más que probable que al no cumplir el convenio perdamos esta subvención tan necesaria”.

Subida al monasterio de San Miguel

En el caso del monasterio, Mazzolari ha recordado que hay un convenio firmado con la Conselleria de Vivienda con una ayuda de la Generalitat que asciende a 200.000 euros, cuya obra realizada había que justificar con fecha máxima el 31 de diciembre de 2018 y “tampoco se ha hecho nada”.

El proyecto fue anunciadoen julio y estaba previsto que las obras se iniciaran este mismo año con un plazo de ejecución de 18 meses, “algo que a fecha de hoy ni siquiera se ha adjudicado”. En esta actuación, además, había un compromiso de la Generalitat de destinar otros 200.000 euros para continuar las obras en 2019, por lo que la portavoz de la oposición se ha preguntado “¿si no cumplimos con la primera actuación de 2018 también perdemos la del año que viene? De ser así, Llíria perdería 400.000 euros para mejoras de acceso al Monasterio de San Miguel”.  

Reurbanización del entorno de la calle Garcilaso

A esta “sangría de pérdidas de subvenciones”, continuó Mazzolari, hay que sumar la subvención de 200.000 euros para la obra de la segunda fase de la reurbanización del entorno de la calle Garcilaso, cuya primera fase todavía no se ha terminado, por lo que preguntó al alcalde que “¿si no se ha terminado la primera fase incumpliendo los plazos establecidos, perderemos los 200.000 euros de la segunda fase?”.

Centro de recepción de menores

Según la popular, están en peligro todas estas subvenciones por incumplimiento de plazos que ascienden a 920.000 euros, a las que añadió la de la Diputació de València destinada al centro de menores y que asciende a 910.478,50 euros y que tampoco se ingresará este año en las arcas municipales al no haberse adjudicado las obras.

La dirigente popular ha criticado que “el Gobierno de Civera vende humo pero gestiona poco, ya que todas las actuaciones subvencionadas que están a punto de perderse han sido publicitadas a bombo y platillo pero no verán la luz” y ha lamentado que “Llíria lleva cuatro años paralizada”. 

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.