«Hemos abierto una nueva etapa en Olocau tras dejar la deuda heredada a cero”

antonio-ropero

Antonio Ropero, alcalde de Olocau

Tras dos mayorías absolutas consecutivas -7 concejales de 9-, el socialista Antonio Ropero buscará de nuevo la confianza de sus vecinos en las urnas el 26 de mayo para continuar cuatro años más como alcalde de Olocau. Recién llegado de Fitur, iniciamos en su despacho una relajada charla sobre logros, proyectos, feminismo e inmigración que concluye con una visita a las obras de la Casa de la Senyoria.

¿Cómo valora la primera experiencia en la Feria Internacional de Turismo?
La acogida ha sido muy buena. En Fitur hemos presentado la recreación virtual del Puntal dels Llops de difícil acceso para personas con algún tipo de discapacidad. Ahora pueden acceder al yacimiento como era hace 2.500 años antes de Cristo en la sala de realidad virtual de la Casa de la Senyoria donde se ha recreado con personajes y con estancias en las que se puede entrar, caminar, subir a la torre y ver el paisaje. Es un paso más en nuestro compromiso con el turismo inclusivo. Tenemos otro proyecto para hacer una ruta accesible en la Fuente de la Salud pero hay riesgo de desprendimientos y está clausurada desde hace dos años a expensas de que se repare. Con esos dos proyectos y las obras en la Casa de la Senyoria Olocau será accesible.

El pasado año se vio obligado a derribar el colegio para garantizar la integridad de alumnos y profesores que hoy están en barracones. ¿En qué punto está el proyecto del colegio?
El colegio nuevo es una realidad. Se ha dotado de partida presupuestaria y estamos a expensas de la licitación de las obras que comenzarán este año. Estamos deseando tirar los barracones para crear un auditorio con un coste de 1 millón de euros para dotar al pueblo de un espacio donde tengamos un gran auditorio, con un edifico anexo para las asociaciones.

Cuando accedió a la alcaldía, Olocau, un pueblo de 1.800 vecinos tenía una deuda de 2,2 millones de euros. ¿Cuánto debe ahora cada vecino?
En Olocau hemos abierto una nueva etapa, un nuevo ciclo económico a partir del 1 de enero. Cuando entré me encontré 1,6 millones de euros en facturas en el cajón, una reclamación de 3 millones por un PAI y 2,2 millones en préstamos. Hemos pagado la deuda en siete años y medio sin subir los impuestos, bajando tasas y creciendo sin parar con inversiones millonarias. Los proveedores cobran en menos de cinco días las facturas. Hemos conseguido superávit y deuda cero cuando decían que la izquierda no sabía gestionar. Somos una corporación eficaz, responsable y cercana a los ciudadanos, que a cualquier hora tienen abierta la puerta del ayuntamiento. Nos reuniones con los colectivos para escuchar las propuestas de los vecinos, por eso pusimos en marcha los presupuestos participativos que este año tienen una partida de 30.000 euros.

Una de sus reivindicaciones es el parque de bomberos en La Calderona. ¿Llegará a tiempo para verano?
Acabo de hablar con el director general de Emergencias y están finalizando el proyecto para sacarlo a licitación. Es necesario para La Calderona, al igual que abrir caminos y espero que antes de que termine la legislatura se haga. Hemos invertido 800.00 euros en caminos dentro del parque natural.

antonio-ropero

Era reacio a estar más de ocho años en el cargo, pero se vuelve a presentar. ¿Qué le ha llevado a dar el paso?
Venía de la empresa privada y ocho años me parecía un tiempo prudencial. Ahora tengo que rectificar y me doy cuenta de que los tiempos se eternizan. Ha sido una decisión complicada que tomé con todo el equipo de gobierno. Tengo detrás un equipazo comprometido. Desde el alcalde al último concejal somos uno más del pueblo y gobernamos para quien nos vota y quién no. También la oposición ha trabajado con nosotros. Todos los presupuestos se han aprobado por unanimidad y las cosas han salido adelante con el consenso de todos. Se ha acabado la crispación. Todas las ideologías son respetables.

¿Qué le queda por hacer en los próximos años?
Concluir la rehabilitación de la Casa de la Senyoria, una casa pairal única en la comarca, donde estamos con las obras del lagar y la bodega, y recuperar la Torre Pardines que vamos a empezar en el patio con una ayuda europea de 90.000 euros. Hemos solicitado el 1% cultural de Fomento para acometer el resto del proyecto que son 700.000 euros. Cuando acabemos redactaremos una ordenanza de uso para visitas guiadas de viernes a domingo. Tenemos en proyecto el plan director del Castillo del Real dentro de la Ruta del Cid, la gran olvidada en la Comunitat Valenciana, y la Penyeta Roja. La gran cuestión pendiente es la del transporte público en toda la comarca.

En estos últimos años se ha dado un impulso a las instalaciones deportivas.
En 2011 había un frontón, una pista de fútbol sala y un campo de tierra. Ahora tenemos un campo Fifa cinco estrellas, dos pista de pádel, la piscina reformada, un campo de césped artificial en la Lloma y hemos abierto a todos los vecinos el polideportivo de Pedralvilla.

¿De qué se siente más orgulloso?
Los servicios sociales han funcionado como un reloj porque por encima de cualquier infraestructura están las personas el centro social para los mayores, el colegio, las ayudas a la rehabilitación de viviendas.

Olocau es primer pueblo ‘feminista’ de la Comunitat Valenciana.
No es decir solo soy pueblo feminista, es hacer un plan de igualdad, es tener una asociación como Dones de Olocau. No hemos tenido casos de violencia de género pero estamos comprometidos en esta lucha.

También es un pueblo acogedor, pese a no llegar a los 2.000 vecinos conviven 25 nacionalidades.
La inmigración no es un problema es la salvación de Europa. Hay una buena convivencia. Queremos una sociedad abierta, igualitaria. Cada vez estamos perdiendo más libertad. Cuando gané las elecciones en 2011 dije que la reconquista de la izquierda empieza por Olocau y La Calderona. El reto es que la izquierda se una, no porque se una, sino por los retos de la izquierda: la igualdad, la diversidad. Solo la izquierda es capaz de mantener eso. Perder eso que ha costado tanto no cuesta nada.

2 Comments
  1. «HEMOS PAGADO LA DEUDA EN SIETE AÑOS Y MEDIO SIN SUBIR LOS IMPUESTOS», ahora bien, tiene que comunicar el catastro de Valencia al ayuntamiento de Olocau el cambio en la clasificación de los terrenos urbanizables a rústico ya que se esta cobrando como urbanizable sin realizar ni una mínima mejora, dicho cobro se realiza año tras año, a lo tonto mas menos 15 años, sin subir impuestos dice, no, claro que no, pero una gestión interesada en recaudar si.
    Entre las mínimas mejoras solicitadas mientras se mantenía la clasificación del terreno como urbanizable esta la solicitud de alumbrado en la urbanización Rocha de Quito, dicha solicitud se pidió por escrito en el propio ayuntamiento de Olocau (el propio plan urbanístico de Olocau contempla una iluminación mínima para cada calle). Haber si los presupuestos participativos que este año tienen una partida de 30.000 euros, llegan para colocar solo dos farolas, en dos pósters ya existentes situados en una zona rústica, como usted bien dice «SOMOS UNA CORPORACIÓN EFICAZ, RESPONSABLE Y CERCANA A LOS CIUDADANOS, QUE A CUALQUIER HORA TIENEN ABIERTA LA PUERTA DEL AYUNTAMIENTO»

    Al día de hoy hay que acceder a la la vivienda con linternas para evitar tropezar, por ejemplo a ir o al volver de tirar la basura al contenedor que esta el mas cercano a 800 metros aproximadamente, pero si está lleno hay que ir al siguiente contenedor que está ubicado en el pueblo y tiras la basura allí. Que pasa con la distancia mínima de los contenedores de basura que por ley esta estipulada. Que pasa con la recogida de la poda que también estoy pagando y que no se recoge, durante semanas, acumulándose en la calle. Que pasa con los escombros dejados por Aqualia (empresa subcontratada por el ayuntamiento de Olocau) en la última reparación en la línea de suministro de agua potable, después de llamar al ayuntamiento informado que las obras han terminado y los escombros permanecen en el marger del camino, la respuesta por parte del ayuntamiento es » inexistente»y ninguna de las dos partes(ayuntamiento y Aquqlia)ha subsanado el problema y a día de hoy sigue existiendo.

  2. Todas las competencias delegadas, solo cobra y hace kilómetros, rebusca como trepar un poco sin conseguirlo y sigue mintiendo para darse un lustre que no tiene. Muchas seguimos esperando que la prensa investigue las extrañas mayorías absolutas en Olocau. Y el porqué de las pistas de pádel. Lo que también dijo en 2011 es que sólo estaría 4 años cobrando como alcalde de Olocau.

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.