Vitroglass

Riba-roja suspende de forma definitiva el tiro de pichón

campo de tiro

Los 40.000 metros municipales se detinarán a otros usos

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha suspendido de forma definitiva las competiciones de tiro de pichón en las actuales instalaciones municipales ‘El Túria’ después de que haya concluido el contrato administrativo de explotación por parte de la empresa concesionaria.

Este espacio público consta de cerca de 40.000 metros cuadrados de extensión de propiedad municipal cuyo uso futuro cambiará de orientación.

La decisión del consistorio pasa por eliminar de este recinto público cualquier tipo de actividad relacionada con los animales y destinarlo a otro tipo de usos respetuosos con el medio ambiente y con la normativa urbanística vigente. Entre las posibles funciones, el Ayuntamiento ofrecerá a la Generalitat que los terrenos se puedan destinar como campo de prácticas de los policías locales.

Otra de las alternativas de uso pasa por acondicionarlo como futuro espacio de auto-caravanas en una zona que cuenta con conexiones con la N-III y la A-7, teniendo en cuenta el auge de este tipo de medios de transporte cuyo uso ha aumentado tras los meses de confinamiento por su higiene y distancia social.

Las primeras irregularidades detectadas en estas instalaciones que se remontan a julio de 2015, cuando el gobierno del PSPV comprobó que el campo de tiro municipal funcionaba sin licencia de actividad y sin concesión administrativa que había concluido en 2008, además de que tampoco había ingresado en las arcas municipales las últimas nueve mensualidades en concepto de alquiler, 5.409 euros en total.    

Estas instalaciones pasaron a ser de propiedad pública en 1998 cuando el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria adquirió los terrenos por un total de 240.000 euros a su propietario para evitar la bancarrota, aunque no constaba la licencia de actividad que concede la Generalitat Valenciana y, además, los terrenos no se llegaron a inscribir a nombre del consistorio hasta hace unos años.

Por todo ello, en el año 2015 se subsanaron todas las irregularidades y vicisitudes detectadas en el campo de tiro y se regularizó su situación administrativa con la adjudicación a una entidad por un periodo de 4 años y una posible prórroga de un año tras obtener los informes técnicos favorables al respecto y, a cambio, el ayuntamiento recibió dos parcelas como contraprestación previa para su concesión. 

De esta forma, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha decidido suspender toda actividad del tiro de pichón en estas instalaciones tras expirar el actual contrato entre ambas partes y, por tanto, ahora se destinarán a unos usos distintos a los actuales.

Uno de los colectivos que ha recibido con mayor satisfacción esta decisión es la sociedad de colombaires “Les 4 plomes” de Riba-roja ya que la actividad del campo de tiro afectaba directamente a los miembros de esta asociación puesto que, en ocasiones, atraían a los pájaros de esta entidad hasta el punto de alejarlos del municipio y, por tanto, causarlas un quebranto económico notable.

El presidente de les 4 Plomes de Riba-roja, Carlos Vázquez, ha calificado de “histórica” la decisión de suspender las tiradas del pichón “ya que se trata del campo de tiro que mayor actividad tenía de toda la comarca y a nosotros nos afectaba enormemente ya que se trata de dos modalidades incompatibles entre sí, de hecho, a lo largo de estos años se han dado de baja muchos socios que ahora han vuelto tras conocerse la decisión de suspender las tiradas de pichón”.   

El alcalde Robert Raga ha valorado que la decisión del ayuntamiento “es muy importante para nuestro municipio ya que a partir de ahora se erradican todos los problemas que las tiradas del campo de tiro producían sobre una sociedad tan arraigada como los colombaires y, además, podremos destinar un espacio tan extenso a actividades mucho más provechosas”.

2 Comments
  1. Que lástima!!!. Los de les 4 plomes es absurdo y mentira. Yo he tirado muchas veces allí y no se han abatido pichones pintados.
    Deberíamos ser capaces de convivir todos juntos con nuestras aficiones. Los extremos son malos cuales sean.
    Siempre llevaré el campo de tiro de Ribarroja dentro de mis mejores recuerdos.
    Un saludo
    PD. Ya veréis que pronto sale alguien a descalificarme

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.