Banner papereria Ruiz

Riba-roja de Túria cierra el presupuesto del año 2020 con superávit

riba-roja

También ha aumentado el remanente de tesorería hasta los 4,4 millones de euros

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha cerrado el presupuesto económico del pasado ejercicio de 2020 con un superávit de 1,4 millones de euros a la vez que aumentó el remanente hasta los 4,4 millones de euros. El equipo de gobierno dio cuenta de la liquidación presupuestaria en la última sesión plenaria. 

Así, el pasado ejercicio supuso unos ingresos ordinarios que alcanzaron los 28 millones de euros frente a los 28,3 millones en gastos municipales, de forma que el superávit se concretó en los 1,4 millones de euros en total, tras los ajustes económicos que se llevaron a cabo. Con estos datos, las cuentas del consistorio de Riba-roja de Túria se cerraron con un superávit económico. 

Los 1,4 millones de euros de superávit se podrán destinar a distintas inversiones municipales que se consideren necesarias, ya que, tras la suspensión de las reglas fiscales del Ministerio de Hacienda, no tendrán que dedicar a amortizar deuda ni tampoco para llevar a cabo inversiones financieramente sostenibles, como se venía haciendo hasta ahora. 

La liquidación presupuestaria del pasado ejercicio contiene, además, diversas ayudas y subvenciones públicas recibidas por parte de entidades y organismos autonómicos y provinciales, como los 4 millones de euros de la Generalitat Valenciana y la Diputación de Valencia o los 953.000 euros del Instituto Valencia de Competitividad Empresarial (IVACE), destinados a la modernización de los polígonos industriales de Riba-roja de Túria. 

El equipo de gobierno también ha dado cuenta del resultado del remanente de tesorería, cuya información refleja los déficits o superávits que se han ido acumulando a lo largo de los ejercicios precedentes. De esta forma, el remanente actual asciende a 4,4 millones de euros, lo que se traduce en un aumento de hasta 304.000 euros respecto del ejercicio anterior y cuya cuantía se destinará a inversiones municipales.  

El informe económico municipal constata la buena salud financiera de las arcas públicas del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria, que ha visto cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria y el de la regla de gasto, puesto en marcha en anteriores legislaturas por el Ministerio de Hacienda y actualmente suspendidas.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que el superávit generado en las cuentas del ejercicio del año 2020 “reflejan el encomiable trabajo que se hace en los diversos departamentos municipales, lo que nos permite encarar con un optimismo moderado el futuro próximo. Destinaremos este dinero a ayudas a las familias más vulnerables, subvenciones a sectores económicos y a personas que sufren con mayor fuerza las consecuencias de la pandemia y a inversiones necesarias; todo ello, sin aumentar la carga fiscal e incrementando las prestaciones sociales”.  

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.