La Policía Local de Riba-roja controlará el tráfico con medio centenar de cámaras

cámaras ribarroja

Los dispositivos del Centro de Control de Tráfico pretenden resolver cualquier tipo de delitos

El Ayuntamiento de Riba-roja ha puesto en funcionamiento el Centro de Control de Tráfico (CCT) en las dependencias de la Policía Local, que contará con tecnología puntera para prevenir y resolver delitos a través de medio centenar de videocámaras en puntos estratégicos

El centro está compuesto por una serie de pantallas y ordenadores que permitirá la vigilancia ininterrumpida de accesos al municipio, a sus polígonos, urbanizaciones y casco urbano. Estos dispositivos almacenarán la grabación durante 30 días, con objeto de esclarecer cualquier delito que pudiera darse, así como cualquier otra cuestión que afecte a la seguridad.

Se trata de la primera fase de un total de tres. Así, antes de finalizar el año se contará con cerca de medio centenar de cámaras en funcionamiento, que se sumarán a las 27 cámaras que han sido activadas esta semana.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha explicado “este centro se enmarca en el “Plan Riba-roja+segura” que pretende, a través de la tecnología, un aumento importante de efectivos y una inversión que hemos multiplicado por dos, aumentar la seguridad ciudadana y mejorar la calidad de vida en nuestro municipio”.

Así, Raga ha añadido que “estos nuevos equipos van a permitir detectar los puntos conflictivos en materia de movilidad y plantear mejoras en materia de seguridad vial, además de servir como elementos de disuasión activos para evitar posibles delitos, especialmente en espacios públicos”

Gracias a este centro y a futuros sensores que serán colocados en puntos clave se podrá mejorar las estrategias en materia de sostenibilidad al detectar las zonas con mayor afluencia de vehículos o al permitir que se puedan crear zonas de baja emisión, vigiladas por cámaras.

El centro operativo y las cámaras cuentan con una inversión cercana a los 500.000 euros que se traducen en una primera fase de implantación con cámaras situadas en el área industrial.

Antes de verano, el circuito será completado con las cámaras de acceso a urbanizaciones y en una tercera fase prevista para el segundo semestre de este año, se ampliarán los puntos de vigilancia a colegios del casco urbano y al acceso al polígono industrial de Entrevies.

El CCT ha contado con la participación de los departamentos de informática, Amide, ingeniería, urbanismo y actividades del Ayuntamiento entre otros, además de con el sector privado que ha tenido que hacer frente al reto de la holografía del municipio y de la cercanía del aeropuerto que dificultan el envío de imágenes por radiofrecuencia.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.