El CSIF exige medidas para evitar más agresiones a profesionales en el hospital Doctor Moliner

doctormolinerEl sindicato denuncia que un enfermero y una técnico auxiliar de enfermería fueron golpeados

El sindicato CSIF ha exigido por escrito a Conselleria de Sanitat “la puesta en marcha de medidas de forma urgente” para proteger a los trabajadores del hospital Doctor Moliner de Serra. La central sindical ha realizado esta petición tras sufrir dos profesionales agresiones por parte de familiares de un paciente. El sindicato reclama “tolerancia cero” ante estas conductas y más implicación del centro.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha explicado a través de comunicado que un enfermero y una técnico auxiliar de enfermería fueron golpeados por un grupo de familiares de un paciente que los acorralaron. La rápida intervención de otros compañeros suyos evitó que la situación se complicara todavía más. Ambos han presentado denuncia tras lo ocurrido.

El CSIF señala que la dirección del centro no ha cumplido el protocolo ante estas situaciones. La central sindical explica que no se llegó a personar la Guardia Civil y que los agresores han seguido transitando por el recinto hospitalario. El sindicato recalca que «la dirección del centro está permitiendo que se agrave el estado de indefensión al no impedir la entrada a los agresores y al no haber prestado asistencia jurídica ni orientación a los trabajadores».

La central sindical, en los escritos remitidos tanto a conselleria como a la dirección del centro y al comité de Seguridad y Salud Laboral, recuerda que “la violencia es inaceptable” y que “un entorno de trabajo inseguro deteriora la calidad de la asistencia dispensada”.

El CSIF reclama medidas urgentes, como una orden de alejamiento del hospital a los agresores, o un botón de alarma en cada sala. También exige “un compromiso institucional de tolerancia cero frente a las agresiones”.

El sindicato demanda, igualmente, asistencia jurídica a las víctimas, que emita un manifiesto de rechazo la dirección del hospital ante lo sucedido, que las personas agredidas tengan la posibilidad de rechazar la continuidad asistencial de un paciente o que conselleria actúe como acusación particular. Además, ha instado al Comité de Prevención a valorar el nivel de riesgo de agresión en centros sanitarios.

También CSIF ha repartido un protocolo de actuación a los trabajadores para prevenir nuevas situaciones como la ocurrida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.