El psiquiátrico de Bétera y la antigua Fe se adecuarán para tener más camas

metro

Se pondrán en servicio las instalaciones de la Diputació que están vacías

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que hoy mismo se iniciarán en tres turnos de ocho horas las obras para rehabilitar un ala del antiguo hospital La Fe de Campanar, donde estaba ubicada la escuela de enfermería, lo que permitirá en diez días tener 76 camas más disponibles ante la pandemia de coronavirus.

Además, se adecuarán otras instalaciones de la Comunitat Valenciana, como el Centro de Tecnificación Deportiva de Vila-real (Castellón), los centros de Penyeta Roja en Castelló y de Doctor Esquerdo en Alicante y residencias de Torrevieja, Alcoy o Requena, y se trabaja para poner en servicio instalaciones de la Diputació de València en Bétera, en concreto en el psiquiátrico.

Una parte de estas instalaciones ubicadas en el término municipal de Bétera está permanecen vacías y sin ningún uso.

Puig ha explicado que se preparan todos los escenarios para ampliar la cobertura hospitalaria y poder dar asistencia al conjunto de la población y que también se está hablando con cadenas hoteleras para usar sus camas, que se sumarían a las 2.774 disponibles actualmente en los hospitales públicos y las 825 de los hospitales privados.

De esta forma, ha precisado, dentro de diez días estarán disponibles estas 76 nuevas camas por si es necesario utilizarlas: «ojalá no fuera necesario, pero hemos de prevenir todos los escenarios, y los más negativos», ha detallado.

Puig ha agradecido la colaboración de los distintos departamentos de la Generalitat y de otras instituciones, como las diputaciones provinciales, para poner edificios al servicio de la «causa común», así como a los hospitales privados y al Arzobispado de Valencia, que haya ofrecido los templos y sus centros espirituales.

El president ha anunciado que el objetivo de la Generalitat es que en los próximos días se puedan duplicar las UCI disponibles para garantizar la atención en caso de un escenario de «peor evolución de la enfermedad», y que se ha solicitado a empresas valencianas que produzcan suministros para los profesionales sanitarios de los que en este momento hay carencia.

Puig ha señalado que están aumentando los recursos para atender el teléfono gratuito del coronavirus, aunque hay momentos determinados en que es «imposible atender esta avalancha», como cuando el pasado viernes se produjeron 300.000 llamadas, y se va a reforzar la tecnología para preguntas que pueden ser respondidas automáticamente.

Además, ha explicado que se ha pedido a Corporación Valenciana de Medios de Comunicación que refuerce el servicio público y adecúe la programación de apunt a la situación de confinamiento de la población, para facilitar la cobertura educativa o alternativas de «ocio audiovisual».

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.