Bétera rebaja un 95% el impuesto de plusvalía «mortis causa

ayuntamiento

La bonificación pretende rebajar la presión fiscal que hereden

El área de Hacienda del Consistorio beterano tiene claro su objetivo, rebajar la presión fiscal entre los vecinos y vecinas de Bétera, y para ello, ha impulsado la puesta en marcha de la rebaja del 95% del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, IIVTNU-Plusvalía, una medida novedosa y excepcional de la que a partir de ahora se podrán beneficiar todos aquellos ciudadanos que hereden un bien inmueble de naturaleza urbana en el municipio.

Esta medida se ha conseguido tras la aprobación de la modificación de la Ordenanza Fiscal número 5 en el Pleno de Agosto.

“Debemos estar al lado de nuestros vecinos y vecinas, no queremos que heredar en Bétera suponga un problema para la ciudadanía. Este equipo de gobierno trabaja por mejorar Bétera, por hacer la vida más fácil a todos los que viven aquí y, aunque a veces la burocracia no nos deja hacerlo tan rápido como quisiéramos, seguimos trabajando por conseguirlo, es nuestro deber como políticos al servicio del pueblo”, ha explicado la Alcaldesa de Bétera, Elia Verdevío.

Además la situación sanitaria que vivimos en la actualidad también ha influenciado para que el equipo de gobierno diera un paso al frente y tomara la decisión de bonificar este impuesto que según el concejal de Hacienda, Manuel Pérez, “es injusto puesto que se penaliza al heredero del inmueble, siendo una adquisición imprevista y no voluntaria”.

Tras esta medida asumida por el Ayuntamiento de Bétera, los herederos únicamente harán frente a un 5% del impuesto en las transmisiones “mortis causa”. “Aunque se pueda renunciar a la herencia, es totalmente injusto que se tenga que renunciar por no poder hacer frente a las cargas tributarias”, ha indicado Elia Verdevío.

Esta mejora fiscal supone un gran esfuerzo para las arcas municipales del Ayuntamiento donde la recaudación del IIVTNU por transmisiones “mortis causa” representa aproximadamente 440.274,70€ anuales, que aplicando una bonificación del 95% supondría una reducción anual aproximada de 418.260,97€.

Sin duda, este beneficio tributario supone una firme apuesta por rebajar la presión fiscal en la población que, tal y como indica Manuel Pérez, “es la antesala para promover nuevas bonificaciones puesto que este avance en materia tributaria se traduce en una ayuda extra para la reactivación de la economía local y la dinamización de la misma en nuestro municipio”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.