Intervienen 1.400 piezas expoliadas en yacimientos arqueológicos de Camp de Túria y Los Serranos

roboLos tres detenidos reconocieron haber actuado en el yacimiento La Cua II de Llíria

El grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat ha intervenido 1.400 piezas expoliadas en yacimientos arqueológicos de las comarcas de Camp de Turia y Los Serranos entre las que se encuentran monedas de gran valor histórico de época ibérica, romana, moderna y contemporánea, así como un excepcional bozal de caballo de bronce sustraído del yacimiento arqueológico La Cua II de Llíria.

La investigación que ha dado como resultado la incautación de estas piezas se inició el pasado mes de octubre, cuando agentes del grupo de Patrimonio Histórico de la Policía autonómica, en colaboración con el arqueólogo de la Unidad de Inspección Patrimonial de la Generalitat Valenciana, confirman la información sobre la destrucción del yacimiento arqueológico La Cua II, en el término municipal de Llíria, recogido en la Carta Arqueológica de la Comunitat Valenciana.

En una primera fase de la investigación, se confirma la responsabilidad de dos propietarios de una empresa de cítricos y otros dos conductores de maquinaria pesada en la destrucción de este yacimiento, al pretender transformar el terreno arqueológico en parcelas de cultivo sin contar con la correspondiente licencia. A los cuatro implicados se les tomó declaración en calidad de investigados no detenidos como presuntos autores de un delito contra el patrimonio histórico.

En una segunda fase de la investigación, se resuelve cómo la destrucción del yacimiento, al removerse la tierra con maquinaria pesada, propició que otras tres personas lo expoliaran con detectores de metales. Tras ser identificados por el Grupo de Patrimonio Histórico, se procede a su detención con la colaboración del Equipo de Policía Judicial de Riba-roja de Túria de la Guardia Civil, como presuntos autores de un delito contra el Patrimonio Histórico.

A uno de los tres detenidos, que reconoció dedicarse al expolio de yacimientos desde hacía 30 años, se le intervino en su domicilio de Llíria un total de 1.366 piezas procedentes de yacimientos de las comarcas de Los Serranos y Camp de Túria. Entre los objetos incautados destacan tres detectores de metales, 583 monedas, 165 cartuchos y balas, 18 anillos y aros metálicos, 17 botones, 14 medallas, nueve campanas, siete dedales, seis cuchillos antiguos, dos bayonetas, dos fíbulas, una punta de flecha y dos azadas, además de cinco planos cartográficos de Los Serranos, en los que estaban señalados los yacimientos arqueológicos de la comarca.

En conjunto, el total del material intervenido asciende a 1.400 objetos entre detectores de metales, herramientas de labranza, monedas, botones metálicos, proyectiles, balas, cartuchos metálicos, medallas, anillos y diversa variedad de objetos metálicos.

Otro de los detenidos confirmó tener detector desde hacía 19 años y que, en varias ocasiones, había actuado conjuntamente con el anterior, mientras que el tercer detenido disponía de detector de metales desde hacía tan solo unos seis meses.

Los tres detenidos reconocieron en sus declaraciones haber actuado en el yacimiento La Cua II de Llíria donde, tras peinar el terreno con el detector de metales, realizaron varias prospecciones con azada sustrayendo monedas antiguas y el bozal de caballo intervenido, así como restos faunísticos identificados como pertenecientes a esta última pieza.

Según el informe emitido por el Museo de Prehistoria de València, tras examinar las piezas intervenidas, se ha podido constatar su origen arqueológico, ya que hay monedas de gran valor histórico de diversas épocas.

 

 

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà