Programa de consum de fruites i hortalisses en centres escolars de la Comunitat Valenciana

Los robos y actos vandálicos en el mobiliario urbano pasan una factura de 18.000 euros

vandalismoEl Ayuntamiento de Riba-roja repone 74 turbinas de aspersión

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha cifrado en 18.010 euros los gastos que ha tenido que desembolsar a lo largo de este año en la reposición del mobiliario urbano que ha sido objeto de robos o actos vandálicos, especialmente, en la jardinería y la ornamentación. Los daños van desde el hurto de equipos de automatización de riego, la rotura de diverso mobiliario urbano o los elementos en los parques infantiles municipales.

Un informe técnico del departamento de Parques y Jardines ha puesto al descubierto las cantidades económicas que ha tenido que desembolsar el consistorio que oscilan desde los 250 euros de la reposición de suelo en la torre del tobogán sobre el puente del río Túria, hasta los 3.000 euros de las turbinas empleadas para la aspersión de los equipos de riego del ayuntamiento, uno de los objetos más valiosos y apreciados por los ladrones o los vándalos.

El estudio de los técnicos de Riba-roja de Túria destaca los gastos en fontanería como el hurto de 74 turbinas de aspersión por un valor total de 2.960 euros; la sustracción de automatismos para el riego por 2.700 euros; o la rotura de mangueras de goteo por otros 700 euros. El arranque de las plantas de los jardines han supuesto un gasto adicional de otros 1.600 euros.

El gasto en los desperfectos causados en los juegos infantiles han ocasionado un gasto de 1.200 euros en la reposición del tobogán de la calle Magallanes o el de la plaza de la Constitución por otros 800 euros o la reposición de los columpios del Lliri Groc por 350 euros. El tobogán para discapacitados del parque Maldonado ha tenido que ser reparado por otros 300 euros o el suelo del tobogán ubicado en la zona del río Túria con 250 euros. La reparación de pintadas en las zonas de esparcimiento alcanza los 2.200 euros.

Los gastos en el mobiliario urbano ha supuesto otros gastos valorados en 1.400 euros en el caso de las 20 papeleras sustituidas -70 euros cada una- o los bancos y las mesas de picnics se han cifrado en un total de 2.050 euros.

El concejal de Parques y Jardines, Rafael Gómez, ha lamentado “la escasa sensibilidad y conciencia cívica que demuestran las personas que causan desperfectos y vandalismo sobre nuestro patrimonio y mobiliario urbano y que han supuesto un gasto adicional para el ayuntamiento muy importante; por ello, es necesaria una mayor concienciación de las personas para que consideren que se trata de un patrimonio conjunto que entre todos debemos cuidar”.

 

 

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.