El plan director del Carraixet crea un corredor verde desde la Calderona hasta el mar

plan del carraixet diputacio

La Diputació ha presentado el proyecto que afecta a Bétera, Olocau y la Pobla

La diputada de Movilidad Sostenible, Dolors Gimeno, ha presentado hoy, con la asistencia de la vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó; la directora general de Política Territorial i Paisatge, Rosa Pardo; diputados y las alcaldías de una decena de municipios, el nuevo Plan Director del Carraixet de puesta en valor del corredor verde desde la Calderona hasta el mar.

El plan, además, articula y mejora la movilidad en el norte del área metropolitana de València, con un ámbito de actuación que comprende los municipios de Olocau, Bétera, la Pobla de Vallbona, Moncada, Alfara del Patriarca, Vinalesa, Foios, Bonrepòs i Mirambell, Carpesa (València), Benifaraig (València), TavernesBlanques, Almàssera y Alboraya

Desde la Diputació de València, según Dolors Gimeno, «se consideró necesario hacer un estudio territorial en profundidad para considerar integralmente el Carraixet a lo largo de su curso y definir unas líneas de actuación para garantizar, por un lado, su funcionalidad hidráulica y la seguridad de las personas y de los bienes, y la recalificación ambiental y la recuperación de su identidad, por otro”.

El Barranco permite conectar y visualizar gran parte de los paisajes y recursos que definen la zona norte de València: en su cabecera, la Calderona; el paisaje de los pueblos que acompañan su recorrido; la Plana, caracterizada por el regadío citrícola, y l’Horta histórica como muestra del paisaje agrario con un sistema de riego milenario.

El Carraixet se encuentra atravesado por una amplia red de caminos históricos, sendas, vías pecuarias y carreteras que estructuran o fragmentan el paisaje. Toda esta red cuenta con un tipo de vinculación con el Barranco y sus municipios.

«Desde la Diputació -ha añadido- tenemos claro la necesidad de trabajar en la mejora de esta red que recorre el territorio del Carraixet para contribuir, junto con la Generalitat, a la definición de una infraestructura verde metropolitana. Apostar por la movilidad a pie y en bici y la conexión de los espacios públicos del ámbito del Barranco es nuestro objetivo”.

La Via Blava del Carraixet tiene un recorrido de 44 kilómetros aprovechando caminos existentes en la ribera del Barranco del Carraixet desde Olocau hasta Alboraya y articula 12 municipios que superan los 900.000 habitantes.

La Diputación encargará la redacción y la ejecución del proyecto de adecuación del tramo del Carraixet entre Bétera, Moncada y Alfara del Patriarca, con una inversión de 350.000 euros, siguiendo las directrices que establece el Plan Director mediante la eliminación de especies vegetales invasoras, la limpieza de los vertederos y la plantación de vegetación de ribera para la mejora ambiental y funcional de este corredor fluvial.

Con esta actuación “se cumplen dos de las principales demandas recogidas durante el proceso de participación pública: la mejora de la calidad del paisaje del Barranco y la conexión del mar y la Serra Calderona. Es el momento de resignificar este río seco y darle la visibilidad que merece como corredor de relevancia entre la Calderona, los pueblos, la huerta y el mar”, ha añadido Dolors Gimeno.

El Carraixet es, además de un corredor verde, un eje de conexión cultural e histórico. En su ámbito se pueden encontrar numerosos elementos hidráulicos como la Real Acequia de Moncada o el Cano; patrimonio histórico como la ermita de los Peixets, el Puntal dels Llops de Olocau o la torre Bofilla de Bétera; patrimonio etnográfico como el Molí d’Alfara, rajolars, la antigua Fábrica de la Seda de Vinalesa; y los parajes naturales del Pla de Colom, la Penya Roja y el Parque Natural de la Calderona, entre otros.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà