La rotonda de la CV-50 de acceso a las urbanizaciones de Vilamarxant se abrirá al tráfico a final de año

obras rotonda cv-50 vilamarxant

La Conselleria de Obras Públicas invierte 1,5 millones de euros

La Conselleria de Obras Públicas está ejecutando las obras de construcción de una nueva rotonda en la la carretera CV-50, en el acceso a las urbanizaciones de Monte Horquera y la Llomaina en Vilamarxant, que ahora se realiza por una pseudo rotonda partida.

La directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible, Roser Obrer, acompañada por el alcalde de Vilamarxant, Héctor Troyano, ha visitado las obras que cuentan con una inversión de 1.482.153 euros.

Ante el tráfico existente en la zona, la conselleria ha considerado que la rotonda partida actual no es la forma más adecuada para que los vecinos accedan a sus viviendas, ya que presenta problemas de funcionalidad y seguridad vial y se encuentra en una curva a derechas y en medio de sendas curvas a izquierdas.

Para paliar esta situación, se está construyendo una rotonda convencional con un radio exterior de 33,5 metros de diámetro, con dos carriles y arcenes entre el pk 82 y 82+500 de la CV-50, por la que se accederá a La Llomaina y Monte Horquera.

La evolución de las obras hacen prever que a finales de noviembre estarán finalizadas.

Durante la visita, el alcalde de Vilamarxant ha conseguido el compromiso de la directora general de Obras Públicas de acabar el carril ciclo-peatonal de entrada al pueblo por Cheste que une el núcleo urbano con el polígono Enchilagar del Rullo, ya que restaba un pequeño tramo de apenas unos metros que uniera definitivamente al pueblo con el área industrial.

Por último, también se ha comentado el buen ritmo de los trámites administrativos para la creación de la Ronda Oeste de Vilamarxant que mejorará el servicio de la CV-50 a su paso por el municipio que evitará el paso de tráfico por dentro del casco urbano.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà