Contestación a Enric Álvarez

 

pp betera

 

Manuel Pérez Salavert, concejal del PP de Bétera

Después de las palabras del portavoz del equipo de Gobierno en un artículo de opinión publicado recientemente en diferentes medios de comunicación, me gustaría realizar una reflexión a la corporación y a las vecinas y vecinos del pueblo de Bétera.

Pese a lo que el señor Álvarez ha publicado, cabe destacar que él me conoce muy bien, ya son más de cuatro años en que él y yo formamos parte de esta corporación compartiendo silla y mesa en infinidad de actos, fallas, fiestas, conciertos, teatro…, ya que hemos tenido la suerte de conocernos gracias a la política. Primero él en la oposición y yo en el gobierno y ahora al contrario. Y siempre ha encontrado en mí, buenas palabras, moderación, respeto e incluso admiración hacia su persona.

Él me conoce muy bien, hemos coincidido en varias elecciones como interventor o como apoderado, cada uno de un partido distinto. Él en Compromís y yo en el Partido Popular, con ideas tan distantes como las antípodas, pero conmigo siempre ha podido hablar con libertad, de cualquier tema encontrando buenas palabras, respeto moderación e incluso en ocasiones apoyo.

Ha tenido la posibilidad de compartir más de una vez mesa, no tan solo conmigo si no también con mi familia, la misma mesa, donde comemos y cenamos todos los días en familia.

Allí nunca se le ha coartado la libertad de expresar lo que ha querido, nunca se le ha dicho como debía pensar, o lo que podía o no podía decir y conmigo ha podido discutir todo lo que ha querido y siempre con respeto y moderación.

Pese a todo esto ha querido ponerme en el mismo saco que a otras personas, ha querido etiquetarme, solo por estar a un parque público grabando con mi móvil lo que allí ocurría, después de que mi casa amaneciera con pintadas la madrugada anterior, como en otras ocasiones.  (Por cierto no he visto ninguna condena por parte de Compromís o PSPV-PSOE a esta agresión.)

Pese a que sabe que soy una persona moderada, democrática y respetuosa con las formas de pensar diferentes ha decidido dañar mi honor y mi propia imagen, la mía y la de mi familia.

Después de meditarlo todo mucho, pensé que lo que merecía era que yo interpusiera una querella contra él y sus acusaciones, pero pese a que me acusa de ser un agitador y buscar la confrontación, no lo haré, no le guardo ningún rencor y además pienso que no hay mejor justicia que la conciencia de cada uno.

Sí, me da lástima, lástima de que se utilice el “todo vale en política”, para justificar lo injustificable, lástima por perder a un compañero, a un amigo solo porque ha decidido vender su dignidad política, y dañar el honor y la imagen de un compañero y de su familia.

Me considero una persona moderada, respetuosa y democrática que rechaza cualquier extremismo, de derechas o de izquierdas, cualquier dictadura pasada, presente o futura, la violencia, el insulto o cualquier tipo de agresión, también aquellas que ocurrieron el 14 de septiembre en Bétera.

Por convicción decidí con libertad, gracias a la democracia a formar parte activamente de la vida política y hacerlo en el partido que más se ajusta a mi forma de entender la vida.

Compañeras y compañeros de corporación, la vida política no es efímera y cada cuatro años hay elecciones y algunos repetiremos pero no todos estaremos aquí.

Lo que si es cierto es que seguiremos siendo vecinos y vecinas de este pueblo y seguiremos viéndonos, comprando el pan, paseando al perro o disfrutando de este maravilloso pueblo.

Después de servir al pueblo, y de tener el honor de representar a parte de él, lo más importante para mí, es disfrutar, y el día que deje de hacerlo, dejare de ser concejal y estoy seguro de que lo mejor que me puedo llevar de esta gran experiencia es la amistad de todos vosotros, de los que estáis de los que estuvieron y de los que vendrán.

Por todo esto, podremos estar en desacuerdo con la gestión del equipo de Gobierno, el equipo de Gobierno lo podrá estar con como hacemos oposición pero nunca podemos caer el ataque personal, dañando el honor y la propia imagen familiar de un compañero, solo por que no tengamos mas argumentos, solo por que no somos capaces de defender ante el pueblo que el equipo de Gobierno ha apoyado con recursos públicos un acto con un cartel con las apariciones estelares de delincuentes, fugados y condenados como Valtonyc, Ana Gabriel o familiares de los agresores de Alsasua.

Él sabe que este mismo concejal ha tenido la oportunidad de utilizar el ataque personal contra un concejal de Compromís, un ataque que dañaba la imagen personal y profesional de un compañero, y nunca lo he hecho, ni siquiera lo he consentido. Para mi haberlo hecho hubiera supuesto perder mi dignidad política.

Después de esta reflexión solo me queda pedirle una rectificación pública. No por mí, sino por el resto de la corporación.  Porque sería una buena manera de volver a empezar, porque sé que usted no piensa lo que plasmo en ese artículo,  y tiene mucha mas talla política de la que ha demostrado y porque hoy tiene la oportunidad de no perder a un compañero, a un amigo.

3 comentaris
  1. Estimado Manuel Pérez, ya que mencionas Alsasua, hoy por estos mismos incidentes estaríais acusados a entre 2 y 13 años de cárcel. Claro, eso si fuerais de izquierdas y vivieras en el País Vasco.

  2. “Pese a todo esto ha querido ponerme en el mismo saco que a otras personas, ha querido etiquetarme, solo por estar a un parque público grabando con mi móvil lo que allí ocurría”

    Qué injustos han sido contigo… Aquí una imagen que demuestra que solo estabas allí grabando con tu móvil de última generación que se activa mediante el gesto de “realizar una sonora pitada democrática desde el respeto, nada agitadora eh” :

    https://ibb.co/cUorPK

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.