Vitroglass

¡Nos lo merecemos!

José Miguel Rodilla Castillo, profesor de fagot jubilado

En el año 1985, al incorporarme como profesor de Música y Artes Escénicas, a la plaza recién obtenida en el Conservatorio Profesional de Música de Torrent, recién integrado en la red de Conservatorios de la Generalidad Valenciana, en Llíria ya se había debatido y desestimado por diversas razones en las que no voy a profundizar, la creación de un Conservatorio Profesional, integrado en la Red Autonómica.

Más tarde, se volvió a plantear el mismo tema, pero tampoco se pudo lograr y se optó por un Conservatorio Municipal y subvencionado, en parte, por la Generalidad Valenciana.

Se realizaron las primeras oposiciones para ocupar las plazas de profesores del mismo y en las que tuve el honor de participar, como miembro del tribunal. En principio hubo que recurrir a las Sociedades Musicales para poder dar clase en sus aulas a los alumnos.

Más tarde, se construyó el edificio, que hoy es la sede del conservatorio y ya los profesores tienen su aula para impartir las clases.

Hoy tenemos edificio, profesores y alumnos, que siguen dependiendo del presupuesto del ayuntamiento, con cargos bastante onerosos para los padres de los mismos, aunque no tengo ningún dato reciente de a cuando asciende este gasto en el presupuesto municipal.

Ciudades de nuestra Comunidad como Torrent, Cullera, Catarroja, Oliva, Carcaixent y Utiel- Requena en Valencia, Elda, Denia y Elx en Alicante, y parece ser que se ha aprobado ya el de Benicarló en Castelló, aparte del de la Vall d’Uxó, con muchos años de funcionamiento, son municipios que gozan, a mi modo de ver, de este beneficio del que nosotros carecemos y que creo estamos en sus mismas condiciones para poder obtenerlo.

En el año 1999, presenté mi programa para la Acreditación para el ejercicio de la dirección, y que me fue aprobado, y en el cual desarrollaba el funcionamiento de un hipotético Conservatorio Profesional de Música de Llíria, y que, según los datos de ese mismo año, nos decían que su creación repercutiría en su área de influencia, incorporando las comarcas de Camp de Túria, Serranos, Utiel-Requena y la Hoya de Buñol a 108.899 personas, y que, según el presupuesto de ese mismo año del Ayuntamiento de Llíria, era de 99 millones de pesetas, de los cuales, las aportaciones para su funcionamiento eran las siguientes: Ayuntamiento 52 millones de pesetas; aportación alumnos 34 millones de pesetas; subvención de Conselleria 13 millones de pesetas.

En la actualidad no sé cual es el reparto de los gastos de funcionamiento, pero estoy seguro que con el Conservatorio de titularidad autonómica, Ayuntamiento, alumnado y profesorado saldrían muy beneficiados.

Tengo, a disposición de quien pueda interesarle, el programa elaborado para la creación de ese hipotético Conservatorio Profesional de Música de Llíria.

Ha llegado el momento de reivindicar y lograr que el Conservatorio Municipal de Llíria, pase a formar parte de la Red de Conservatorios de la Comunidad Valenciana con titularidad autonómica, con todos los beneficios que ello pueda suponer, tanto en estatus, en presupuestos, en el alumnado, en el profesorado y en todo lo que pueda referirse al funcionamiento del mismo.

Llíria, con el reciente título obtenido City of Music, y que ha visto incrementada con esto su dedicación a uno de sus principales motivos para llegar a ser uno de los máximos referentes de la música en nuestro país no puede quedarse atrás, frente a otras ciudades de nuestra comunidad, que llevan ya muchos años disfrutando de un beneficio del que carece nuestra ciudad.

¡NOS LO MERECEMOS!

Rogaría a todos los responsables de las Sociedades Musicales y a los municipios involucrados en esta reivindicación, que creo de gran importancia para todos, manifiesten de alguna forma su apoyo para lograr este objetivo.

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.