Aterriza en Zaragoza el avión de China con respiradores y equipos de protección para los hospitales valencianos

hospital de campaña
Obras del hospital de campaña junto a la Fe.

Ya han llegado 6.000 test de detección rápida del coronavirus

El avión con material sanitario adquirido en China por la Generalitat ha aterrizado a última hora de esta mañana en el aeropuerto de Zaragoza, desde donde se ha planificado un servicio de transporte para que esta tarde lleguen a la Comunitat Valenciana estas mascarillas, respiradores y equipos de protección.

Así lo ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien también ha indicado que espera que la próxima semana puede entrar en funcionamiento la remodelación de la antigua Fe y que en 13 días estén acabados los tres hospitales de campaña, y ha desvelado que los hoteles han ofrecido 4.000 camas.

Además, ha indicado que ya han llegado a la Comunitat Valenciana 6.000 test de detección rápida del coronavirus, y ha explicado que a la hora de distribuir el material llegado de China se dará prioridad al personal sanitario y sociosanitario y después a las fuerzas de seguridad y a quienes atienden servicios públicos esenciales. 

A continuación, en la medida de la disponibilidad que haya, se quiere llegar también a las cadenas alimentarias y a empresas privadas que están en plena actividad y necesitan este equipamiento, ha precisado.

El president ha indicado que se espera que el fin de semana llegue un segundo envío de material desde China y que se van a fletar más vuelos la semana que viene, y ha reivindicado que esta iniciativa no rebasa competencias ni busca la confrontación con el Gobierno central, sino que se hace «en cooperación» para resolver problemas.

Puig ha señalado que el objetivo de esta medida es complementar al suministro que facilita el Gobierno de España, que ya ha hecho llegar 6.000 test de detección rápida del coronavirus a la Comunitat y se están repartiendo en los departamentos de salud para conocer qué personas están contagiadas y tratarlas de forma adecuada.

«Esperamos que en los próximos días llegue mucho más, porque necesitamos muchísimo más», ha resaltado el president, quien ha añadido que en esto también se va a priorizar a profesionales sanitarios y sociosanitarios, y luego a las fuerzas de seguridad del Estado y a profesionales que trabajan en contacto con la ciudadanía.

Sobre las nuevas infraestructuras sanitarias, ha indicado que se mantiene el plazo de que dentro de trece días puedan estar acabados los hospitales de campaña de València, Castelló y Alicante, que se levantarán junto a hospitales de referencia y servirán para tratar a los infectados más leves.

Puig, que ha aclarado que no se trata de campamentos sino de espacios acondicionados para ser hospitales, ha explicado que se está trabajando en acondicionar los solares donde se levantarán y ha admitido que las lluvias han generado algún problema de evacuación de aguas, pero se ha mostrado convencido de que estarán en plazo.

Respecto al acondicionamiento de la antigua Escuela de Enfermería en La Fe de Campanar, ha explicado que avanza «muy rápidamente» y podría ponerse en funcionamiento en el plazo de una semana.

El president ha manifestado que el Gobierno valenciano necesita el apoyo del Ejecutivo central para contar con más liquidez y de esta forma poder pagar y ayudar a las empresas, pues si ya había un «estrés de tesorería», la situación actual ha conllevado que se esté «peor».

Puig ha admitido que hay un «bloqueo grande» del teléfono gratuito del coronavirus, donde se atienden entre 2.000 y 3.000 llamadas al día, ante lo que se ha reforzado el teléfono 112, y ha indicado que, en este momento, no está previsto aplicar expedientes de regulación de empleo en las empresas públicas.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.