Banner papereria Ruiz

Destinan 6,7 millones a mejoras de la CV-35 en Tuéjar, Titaguas y Aras

La obras comenzarán en 2022 y se ejecutarán en tres tramos

La Conselleria de Obras Públicas invertirá 6,76 millones de euros en acondicionar la CV-35 en los términos municipales de Tuéjar, Titaguas y Aras de los Olmos, en la provincia de Valencia, unas obras que se iniciarán en 2022 y se ejecutarán en un plazo de 18 meses. El proyecto se estructurará en tres tramos: Alto de la Montalbana, acceso sur a Titaguas y Titaguas-Aras.

En estos momentos se está tramitando la licitación de estas actuaciones de acondicionamiento de la carretera autonómica entre los puntos kilométricos 81.300 y 95.800, ha informado la Conselleria.

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha señalado este miércoles, tras una reunión con el alcalde de Titaguas, Ramiro Rivera, y el de Aras de los Olmos, Rafael Giménez, que la despoblación «comporta problemas como la falta de infraestructuras en condiciones de seguridad para acceder a las zonas de interior de la Comunitat Valenciana».

Por ello desde la Generalitat se impulsan actuaciones de mejora en infraestructuras que, en muchos casos, son la única vía de entrada y salida de personas y bienes desde y hacia el interior. «Se trata de que las infraestructuras se vuelvan permeables y se extiendan por todo el territorio, con una red de carreteras segura y eficiente» ha afirmado España.

La realización de las obras en el primer tramo tratará de dar respuesta a un problema de falta de visibilidad en el Alto de la Montalbana, derivado de un cambio de rasante, mediante una modificación del trazado y suavizado de la pendiente.

Además, en el tramo correspondiente al acceso Sur al núcleo urbano de Titaguas existe un problema de seguridad vial derivado de la velocidad excesiva de los vehículos, que se corregirá mediante la construcción de una glorieta en la confluencia de las carreteras CV-35 y CV-345 a Alpuente.

Por último, en el tramo Titaguas-Aras la problemática específica se refiere fundamentalmente a la insuficiencia del trazado, con numerosas curvas de radio reducido y fuertes pendientes, así como irregularidad de la sección transversal, en la que no hay ni arcenes ni bermas. También se presentan problemas puntuales en relación con el drenaje.

El acondicionamiento sobre este último tramo de 8,5 kilómetros, que procurará minimizar la afección sobre el entorno, mantendrá un ancho de 6 metros en la calzada, con un arcén de 1 metro, y regularizará la geometría, en la que se habilitarán sobreanchos para las curvas. Además se dispondrán cunetas de seguridad y se proyectarán nuevas estructuras para la mejora del drenaje en los barrancos de La Tejería, El Regajo y Travenilla.

Finalmente, fuera del término de Titaguas, está prevista, también durante este ejercicio, la licitación de las obras de refuerzo de la CV-35 entre los puntos kilométricos 68 y73, entre Chelva y Tuéjar, por un importe de 830.000 euros. 

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.