El nuevo juzgado de Primera Instancia de Llíria ya es una realidad

jutjats_lliria

La nueva sede judicial funciona desde ayer

Ayer,  2 de enero, el nuevo juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 7 de Llíria abrió por fin sus puertas. La nueva sede judicial de la localidad edetana ya está en funcionamiento, con todo su personal y equipamiento, compartiendo dependencias con el actual Juzgado nº 6 en la Calle Manuel López Varela.

Se trata de una apertura que estaba pendiente desde hace más de un lustro. El diputado autonómico de Compromís y portavoz de la Comisión de Justicia de Les Corts Valencianes, Paco Garcia Latorre, recalcó ayer que este nuevo juzgado fue previsto y aprobado por el Ministerio de Justicia en el 2011, pero el gobierno popular lo desestimó y renunció entonces a ponerlo en funcionamiento.

Fue durante esta legislatura, con Gabriela Bravo al frente de la Conselleria del ramo, cuando se volvió a reclamar su apertura y se dotó del presupuesto necesario para el equipamiento y personal. Tras más de dos años y medio de reivindicación, desde ayer es una realidad.

Con la incorporación del Juzgado nº 7 en Llíria se visibiliza de nuevo la necesidad de proyectar un nuevo Palacio de Justicia, con capacidad para otros nuevos juzgados, medicina forense, archivo, turno oficio y operadores de Justicia, ya que las actuales instalaciones están colapsadas y la planta baja donde se ubican los juzgados nº 6 y 7 también se queda corta. Así lo ha considerado García Latorre, quien ha recalcado la Conselleria y el ayuntamiento de la capital edetana están trabajando en la cesión de un solar para la construcción de esta nueva sede judicial, que da servicio al Camp de Túria y la serranía.

La apertura de la nueva sede judicial es, para el diputado autonómico, “una muestra de la buena labor y cumplimiento de los compromisos electorales que está llevando a cabo el Govern del Botànic” con los vecinos de estas dos comarcas del interior.

Ahondando en esa sensación de satisfacción contenida, matizada por la urgente necesidad de mejoras, el sindicato CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) también se ha pronunciado para destacar no solo la puesta en marcha del nuevo juzgado de Llíria, sino también la reciente apertura del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Massamagrell, al tiempo que reclama más medios para que los funcionarios puedan realizar su labor con todas las garantías profesionales.

El sindicato señala que la carencia de jueces titulares se suma a la falta de la dotación necesaria para los empleados destinados a estos juzgados, como la activación de la firma electrónica, credenciales y material de papelería. Y alerta de que ambos juzgados, el de Llíria y el de Massamagrell, deben disponer de los medios necesarios para poder liberar al resto de juzgados de su carga de trabajo y reducir carga de expedientes en sus respectivos partidos judiciales.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.