26M.Compromís y PSPV se sientan a negociar el pacto de gobierno en Llíria

Joanma Miguel (Compromís-Move) y Manolo Civera (PSPV).

La coalición no renuncia a nada

La coalición Compromís-Move y el PSPV han mantenido ya la primera reunión tras las elecciones municipales del pasado domingo. La cita se produjo el pasado viernes por la tarde. Alrededor de la mesa se sentaron los tres representantes del PSPV, entre los que estaba el alcalde en funciones y candidato socialista, Manolo Civera, y los tres de Compromís-Move que serán los encargados de conducir a buen puerto las negociaciones para conformar un nuevo gobierno de izquierdas.

El objetivo de ambos partidos es hacer valer los 11 concejales -6 del PSPV y 5 de Compromís- que suman entre ambos y que le dan la mayoría absoluta a la izquierda para seguir gobernando los próximo cuatro años y evitar que lo haga el PP como fuerza más votada.

Desde las filas de las dos formaciones, socios intermitentes la pasada legislatura, han expresado públicamente su voluntad de llegar a un acuerdo que les permita gobernar en la capital de la comarca. «Tenemos toda la voluntad del mundo de llegar a a un acuerdo», apuntan desde la coalición.

Aunque hace cuatro años se dio un escenario similar tras las elecciones de 2015 que desembocó en el primer pacto de gobierno entre ambos partidos, las fuerzas están más parejas. Compromís tratará de hacer valer los buenos resultados obtenidos que le permiten mantener a sus cinco concejales, mientras que el PSPV llega como el gran derrotado en Llíria, con dos concejales menos y como segunda fuerza política ampliamente superado por el PP.

La coalición de entrada no renuncia a nada, «poniendo por delante a Llíria». Primero, apuntan habrá que hablar del «qué», el «como» y por último «quien». Por su parte, Civera tras el varapalo electoral y antes de sentarse a negociar ha renunciado públicamente y dado carpetazo a al centro de menores que llevaba en su programa electoral y del que su socio la pasada legislatura se desmarcó en plena campaña.

De momento, esta primera reunión se ha tratado de una primera toma de contacto entre ambas formaciones. La fecha límite para llegar a un pacto es el 15 de junio, día establecido para la constitución de las nuevas corporaciones municipales salidas de las urnas, aunque se espera que no se tengan que agotar los plazos.

En caso de no llegar a un acuerdo, la alcaldesa sería Reme Mazzolari, ya que el PP ha sido la candidatura más votada y gobernaría en minoría con 9 concejales.

Un escenario que desde Compromís no se contempla. «Lo lógico es que formemos un gobierno de izquierda. No hay más opción. La gente quiere un gobierno estable y de izquierda».

Por su parte, desde la dirección comarcal del PSPV también se apunta como única opción la del pacto tanto en Llíria como en Vilamarxant para evitar que la vara de mando caiga del lado de la derecha.

No Comments Yet

Deixar un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.