“Yo tomé la decisión personal de compartir la alcaldía con Compromís”

manolo-civera-lliria
El alcalde de Llíria, Manolo Civera, en su despacho.

Manolo Civera (PSPV), alcalde de Llíria

Mientras pone los nombres y apellidos a las 11 concejalías del gobierno nacido de l’Acord de l’Almodí entre el PSPV-PSOE y Compromís-Move, entrevistamos en su despacho al alcalde de Llíria, Manolo Civera, para charlar sobre el tercer pacto de izquierdas en cuatro años, el miedo al centro de menores, el inminente juicio a su número 3, la vara de mando, mociones de censura y sobre sus sueños laborales el día en el que fuera los termómetros en la capital edetana baten el récord de calor en la provincia con 38 grados.

¿Cómo valora este pacto que ha evitado que gobierne el PP, ganador el 26M?
Sin duda el pacto es ese. Evidentemente no tenía que gobernar del PP, porque no tenía la mayoría y no era ese el escenario. Por eso decíamos que estábamos obligados a entendernos sí o sí porque aunque la derecha ha sido la lista más votada, la mayoría era de izquierdas y teníamos que ponernos de acuerdo. La obligación que tenemos ahora, con los errores y aciertos del pasado, es que sea un pacto bien trabado, por eso hemos decidido compartir la alcaldía y que haya corresponsabilidad en todo. Tiene que haber un gobierno con prioridades de gobierno y no áreas estancas. La mayoría de izquierdas lo exige y debemos hacer ese esfuerzo. Aunque tuviéramos discrepancias, que las hay, y situaciones de los cuatro años anteriores estamos aquí para solucionar problemas. Eso ahora quedará totalmente resuelto.

Entre su “por fin se acaba la legislatura” a “vamos a cumplir todos” en el pleno, han pasado unas elecciones en las que el PSPV perdió 800 votos y 2 concejales y un nuevo pacto de gobierno con Compromís. ¿Qué significan sus palabras desde el momento actual?
La legislatura pasada fue muy difícil. El PP puso mucha tensión después de perder las elecciones y en esa transición le dimos mucho oxígeno desde la izquierda. Ese era el ‘por fin’, por fin tiene que terminar eso. Estaba muy preocupado por lo que pasaba con el centro de menores, por el hecho de que una mentira pudiera tener tanto impacto social y necesitaba que terminara la legislatura. El resultado es que casi lo echamos todo por la borda en ese pleno. El ‘por fin’ era que tenía que terminar para hacer este reset. Estuvimos en riesgo en ese pleno por culpa de la izquierda de no meditar que todo tiene consecuencias. Le estábamos dando oxígeno a la derecha y así se ha demostrado.

Los reproches iban más dirigidos hacia la bancada de Compromís.
Probablemente hacia que tenía que terminar porque no estábamos trabajando como debíamos. Ese ‘por fin’ es un alivio que suelto a ver si puede haber otra cosa, lo que decidan los ciudadanos. Si hubiera ganado el PP, hubiéramos tenido que evaluar porqué, pero la realidad ha sido que aún con todo eso ha habido una mayoría de izquierdas que nos plantea que en esta legislatura no pueden haber errores de ese tipo.

manolo-civera-lliria

Ante la advertencia de la portavoz de Move que denunció el “acoso” sufrido para acatar el pacto y el “poco futuro” que le augura el PP al pacto. ¿Teme una moción de censura?
El PP está en su derecho de presentarla porque numéricamente puede hacerlo. Otra cosa es que pueda tener el respaldo y la mayoría. Yo entiendo que no.

¿No lo teme?
No tengo ningún temor a eso. Lo que tengo es la responsabilidad de que en el gobierno cumplamos y trabajemos codo con codo. El PP tiene gente nueva que está muy bien y veremos en cada pleno su manera de hacer oposición y sus exigencias. Iremos dándole todo lo que requiera para que la convivencia sea lo más saludable posible.

No temo una moción de censura.

¿Y por parte de Move?
Hay una ley antitransfuguismo. En mi cabeza no cabe eso. Las direcciones de los partidos están haciendo un trabajo serio para que siente bases de futuro.
Pero el de las urbanizaciones es un partido local independiente.
Move forma parte de Compromís y en algún momento resolverán eso porque era un movimiento con sentido en una etapa de crispación urbanística que ya no existe y le corresponde a los grandes partidos asumirlo en sus agendas. Creo que Move acabará integrándose en Compromís y a partir de ahí ese temor no existirá.

Otro escenario posible es una ruptura del pacto como sucedió a los cuatro meses de las elecciones en el 2015.

Esa hipótesis no creo que se pueda dar de ninguna manera. Llegamos al gobierno todos pasados de revoluciones, teníamos la presión de las empresas de Carrasses, las acusaciones se intensificaron y en el peor momento, con el asesinato de Elvira y Magdalena, se rompe un gobierno. Se produjo una ruptura en el contexto más desafortunado y más absurdo que pueda haber y no se va a producir más. Hoy es diferente, tenemos el puso cogido y sabemos cómo corregir nuestro comportamiento. De ninguna manera hay un escenario de ruptura de gobierno.

¿Qué pasaría con la vara de mando?
En contra de la dirección de los dos partidos opté la decisión inmediata de compartir la alcaldía. Esa es la mejor garantía de que esto tiene que funcionar. Fue una decisión mía personal en contra del acuerdo de los dos partidos que habían decidido que quien tuviera un concejal más tenía la alcaldía los cuatro años. La dirección de Compromís también habían firmado y curiosamente ahí estaba Paco García en ese pacto. Yo tomé la decisión personal de que teníamos que compartir la alcaldía para borrar de un plumazo el que hubiera esa inquietud que planteas. Y con ese ánimo lo he hecho. Para que se borrara de un plumazo esa inquietud para todo el mundo. Todos tenemos que esforzarnos a que haya ese gobierno de la mayor coordinación y colaboración y a partir de ahí hemos construido todo. Dentro de dos años tienen que volver a estar los 11 votos para que Joanma sea alcalde y por tanto minimizamos todo riesgo del que estás diciendo.

manolo-civera-lliria


El fallido centro de menores le pasó factura en las urnas. El PSPV lo llevó en su programa y no está en el acuerdo de l’Almodí. ¿Está descartado?
Compromís en campaña electoral renuncia. El acuerdo era que en lo que no estemos de acuerdo los dos no se escribe. Ya no está. Soy consciente de que me ha pasado una alta factura. Si hubiera sido consciente que el miedo pudiera tener tanta incidencia electoral hubiéramos hecho otra campaña de concienciación, de comunicación, ese es a lo mejor otro error, la autocrítica hay que hacerla. Pero me ha sorprendido mucho que una mentira tan grande hiciera tanta mella en tantas personas, que se desafectaran de la política, que no participaran porque creyeran que iba a venir algo malo.

¿Lo descarta completamente?
El centro de menores es un proyecto del gobierno autonómico, no es mío. El proyecto cayó en septiembre del año pasado. No hay financiación, nadie ha vuelto a decir nada, por tanto es darle vueltas a algo que hoy no existe. Lo que más me preocupa es un comportamiento social que desde la mentira es capaz de influir tanto en tantas personas y en tantas familias. Decir que en un centro que acoja a menores va a haber delincuentes es una infamia. Pero hay que convivir con que el miedo se instaló y ha tenido su efecto. Es la tercera vez que la derecha monta una mentira de este tipo y lo triste es que cala. Creí que no iba a calar. En las dos ocasiones anteriores funcionaron y esta vez casi acaba funcionando. Por eso voy a poner todo mi empeño en un proyecto educativo y cultural que nos ayude a ser mejores ciudadanos y a no tolerar mentiras.

Pedro Vicente no va a dimitir.

El 5 de julio el concejal Pedro Vicente, número 3 de su lista, se sentará en el banquillo y se enfrenta a un año y medio de cárcel. ¿Va a dimitir?
Sabemos que es una denuncia falsa y tengo claro que no tiene recorrido, se ha archivado dos veces y hay que esperar a ver que dice el juez ahora.

¿No va a haber dimisión?
No, por supuesto que no. Está en el gobierno. Muchos están deseándolo pero no tiene ningún sentido. Es de las personas que más quiero y de todos es el que menos necesita estar aquí. Es un gran músico, las mejores bandas quisiera tenerlo como director y está sacrificando mucho de su vida profesional para ser útil a su pueblo.

Y cuando ceda la vara de mando ¿los dos años siguientes se los tomará como de transición antes de dejar la política o se volverá a presentar en 2023?
No, no me volveré a presentar. Mientras sea el único caso de toda España que he sido alcalde de dos pueblos distintos ya tengo algo que contar a mis nietos si los tengo. Tengo un trabajo que adoro, soy 35 años inspector de Vivienda. Mi sueño es volver a mi trabajo. Quizá el sueño es volver a mi trabajo.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.