Concert A Tres Bandes

Llíria pierde 238.000 euros para El Canó por iniciar las obras cuando tenían que estar acabadas

La Diputación reclama la devolución de la subvención con intereses

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Llíria, Reme Mazzolari, ha lamentado hoy la pérdida de 238.000 euros que la Diputació de València concedió al consistorio para mejorar el polideportivo municipal El Canó , que tiene además una orden de cese de actividad por parte de Sanidad, por incumplir los plazos.

La ayuda se enmarca en el plan SOM, una línea de subvenciones que se reparte anualmente entre los municipios para abordar proyectos de obras, financiados al 100% por la administración provincial. Mazzolari ha recordado que en 2017, el Gobierno socialista presentó el proyecto de mejora y ampliación del acceso a El Canó, a pesar de que los populares advirtieron que el Ayuntamiento no era propietario del 100% del suelo por lo que primero debería negociar con los propietarios de los campos colindantes y mientras pedir la subvención para otro proyecto . “Una vez más, hizo caso omiso y se perdió más de un año en obtener la propiedad del suelo, por lo que en 2018 en lugar de pedir la correspondiente subvención de ese año para otro proyecto de obra se vio obligado a solicitar prórroga de la subvención concedida en 2017 y aún así no ha llegado a tiempo”, ha lamentado.

La obra, que tenía que estar acabada y justificada el pasado mes de julio, plazo tope con prórroga incluída, se ha iniciado  en septiembre y según la portavoz de la oposición, la Diputació de València ha solicitado por escrito la devolución del 70% del dinero que en su día adelantó para pagar esta obra y el interés de demora desde el momento del pago hasta la fecha en la que acuerde el reintegro.

Ante la petición, Mazzolari ha exigido a Civera que “devuelva cuanto antes la parte económica que nos reclaman, no vaya a ser que ahora el interés de demora se nos acumule y también, por honradez, retire el cartel que anuncia que la obra será pagada por la Diputación de Valencia” al tiempo que le ha instado a explicar «de donde saldrá el dinero, pues hay un contrato firmado en vigor y una obra en ejecución que habrá que pagar”.

Por último, ha recordado a través de un comunicado que esta obra se suma a otros proyectos como la cuesta de San Miguel, las mejoras en los polígonos de Rascanya y Laboratorios Radio o la calle de Garcilaso, que una vez iniciados «ha tenido que soportarlos las cuentas municipales, dejando así de atender otras necesidades” por la pérdida de subvenciones.

No Comments Yet

Deixar un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.