Vitroglass

La residencia de Llíria acusada de maltrato abre una investigación interna

residencia DomusVi-Jardines-de-Lliria Camp de Túria

Oltra: Las irregularidades en residencias de Domus Vi «no son casos aislados»

La empresa Domus Vi, que gestiona la residencia Jardines de Llíria ha abierto una investigación interna, al margen de la policial ya en marcha, para «depurar responsabilidades» sobre los aparentes malos tratos a internos que emitido por Telecinco en el que se puede ver a ancianos atados a sillas, con llagas o desnudos, aparentemente desatendidos para comer e incluso abandonados tras caer al suelo.

En un comunicado, la empresa ha condenado rotundamente las imágenes y ha lamentado «profundamente el dolor que dichas imágenes y los hechos que reflejan, fuera de contexto, hayan podido causar» tanto a los familiares de sus residentes como a los trabajadores del centro.

Sin embargo, la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha afirmado este jueves que las irregularidades en las residencias del grupo Domus Vi «no son casos aislados ni puntuales».

Oltra ha recordado que en la residencia de Alcoy, que gestiona el mismo grupo, «fallecieron la mitad de residentes y se contagiaron todos», en el momento «más duro de la pandemia» del coronavirus. Pero también ha habido problemas en sus centros de Galicia, Castilla y León o Cataluña.

La vicepresidenta, que ve «absolutamente repugnantes» las imágenes difundidas, ha resaltado que las empresas del sector «no tienen un negocio para ganar dinero a espuertas sino que tienen que tener la responsabilidad social de una atención digna a las personas mayores».

En la residencia de Llíria se hicieron cuatro inspecciones en 2019 y se detectaron irregularidades graves tales como la falta de personal, mobiliario inadecuado y defectuoso, incumplimiento de contrato por carecer de servicio de peluquería y podología y deficiente trato sanitario. Se subsanó el asunto del personal sanitario y el de los muebles está en fase de subsanación pero, no obstante, tiene una propuesta de sanción de 174.000 euros de 2019.

Oltra no ha concretado cuántas familias de las 150 plazas autorizadas han sacado o pedido cambiar a los residentes del centro de la capital de Camp de Túria pero ha sostenido que deberán solicitarlo a los servicios sociales del Ayuntamiento y que la Conselleria va a «facilitar» el traslado si así lo quieren, y ha dicho «entenderlos» ante la «gravedad» de las imágenes difundidas.

«La residencia está bajo vigilancia y no tiene presunción de estar haciendo las cosas bien» y se tomarán las medidas y sanciones oportunas, según «determine el informe de Inspección», ha afirmado.

Investigada también por la Fiscalía

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto de oficio una investigación sobre estos hechos, y la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas también investiga lo sucedido en esta residencia, tras la emisión en distintos medios de las citadas imágenes.

Tras conocer la difusión de este vídeo, la dirección de la residencia emitió un comunicado negando que los internos de este centro hubiesen sufrido malos tratos de ningún tipo y argumentó que el vídeo fue grabado por una trabajadora a la que no se renovó el contrato por incumplir sus obligaciones.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà