Llíria reconoce la labor de los funcionarios que se ha jubilado este año

El Ayuntamiento les entrega los diplomas honoríficos por sus años de servicio de público

El Ayuntamiento de Llíria ha entregado este viernes los Diplomas Honoríficos de Empleado Público a los nueve trabajadores municipales que se han jubilado este 2020, en reconocimiento a sus años de servicios.

En la modalidad de oro, por más de 30 años en la administración, los han recibido Lluís Andés Merino (administrativo), Maribel Nácher Faubel (auxiliar administrativa), José Tomás Cotanda (coordinador de la Brigada de Obras y Servicios), Federico Ortiz Pascual (coordinador de la Brigada de Parques y Jardines) e Isidro Romaguera Ramírez (agente de la Policía Local).

En reconocimiento a más de 20 años de servicio público, se ha entregado el diploma en la modalidad de plata a Cesáreo Ibáñez Aliaga (conserje de Educación) y Josefa Alambra Sánchez (monitora del Centro Ocupacional).

Además, el pleno de Llíria también distinguió a Marta Burillo Martínez (trabajadora social) con el diploma de oro y a Josefa Valero Cuevas (auxiliar administrativa) con el de plata, aunque no han podido asistir al acto por motivos personales. 

El alcalde, Manolo Civera, les ha agradecido “su vocación de servicio público y su dedicación por el pueblo de Llíria, con una gran trayectoria profesional que hacen muy merecido este reconocimiento”.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà