La sede de Policía Local de Llíria tendrá una cubierta fotovoltaica

Instal·lacions Policia Local Llíria

Abastecerá a particulares, empresas y edificios municipales

La Comunidad Energética Local (CEL) de Llíria ha iniciado hoy las obras de construcción de la primera de sus instalaciones productoras de energía solar, sobre el tejado de la sede de la Policía Local. La cubierta fotovoltaica contará con una potencia de 39,29 kWp, con los que se cubrirán las necesidades de entre 50 y 60 usuarios, entre hogares, pequeñas empresas e instalaciones de titularidad pública.

Esta instalación fotovoltaica, una de las tres primeras de una CEL construidas en la Comunitat Valenciana, está promovida por el Ayuntamiento de Llíria y Sapiens Energía (Comunidad de Energías Renovables (CER) constituida como cooperativa sin ánimo de lucro) y cuenta con financiación del IVACE, dependiente de la Conselleria de Economía, en el marco del ‘Plan Estratégico de Comunidades Energéticas 2030’.

Jornadas informativas

De forma simultánea a los trabajos de montaje de la cubierta fotovoltaica, se avanzará en el proceso de diseño colaborativo de la Comunidad Energética Local, con dos sesiones online en directo, abiertas a toda la ciudadanía  interesada en participar. Se centrarán en la ‘Creación de cultura’ de la CEL, el lunes 15 de marzo a las 17.30h, y en la definición de la forma de ‘Gobernanza’, el miércoles 17 de marzo a las 17.30h, ambas con acceso en Zoom.

Diseñando una ciudad más sostenible y eficiente

La concejala de Medio Ambiente, Consuelo Morató, sostiene que “esta primera instalación de autoconsumo colectivo de energía solar marca un hito en la estrategia de Llíria de convertirse en una ciudad inteligente (smart city) y referente en sostenibilidad, lo que implica, necesariamente, apostar, de forma decidida, por la transición energética». «Esta cubierta fotovoltaica se complementará con otras en los próximos meses, para atender la demanda de energía renovable de otros usuarios locales”, añade Morató.

“Gracias a la comunidad energética local, lograremos avanzar en los objetivos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía y el ahorro de fondos públicos. Además, se generará actividad y oportunidades para las empresas locales”, ha añadido la responsable municipal.

El presidente de Sapiens Energía, Juan Sacri, ha apuntado que “el fin principal de la comunidad energética es generar beneficios sociales y medioambientales en su entorno, con una importante reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, primando la sostenibilidad, logrando, al mismo tiempo, que los usuarios de la energía producida consigan entre un 20% y un 30% de ahorro en su factura anual, gracias a la energía verde de proximidad y más económica. Llíria ha apostado por ser pionera en la introducción de esta fórmula, lo que, sin duda, mejorará la calidad de vida de sus habitantes y dinamizará la economía local en un breve plazo de tiempo”.

¿Qué es y cómo funciona la comunidad energética de Llíria?

Los miembros de una comunidad energética local se convierten, al mismo tiempo, en productores, gestores y usuarios de energía limpia y más económica, mediante instalaciones de autoconsumo colectivo de energías renovables de su propiedad, que generan impactos positivos en su entorno social y medioambiental. Pueden unirse a la comunidad energética personas particulares, pequeñas y medianas empresas, instituciones y organismos públicos.

El ámbito de cobertura de las instalaciones productoras de energía solar alcanza un radio de 500 metros alrededor de la cubierta, distancia establecida por la normativa vigente. La instalación fotovoltaica está dimensionada de manera que los excedentes sean mínimos y una parte de la energía se destinará a familias del municipio en situación de pobreza energética.

Las placas solares tienen una vida útil de unos 25 años y permiten generar ahorros a aquellas familias que se sumen a la comunidad energética desde el primer día, con bajadas en facturas que se sitúan en torno al 30% de sus costes anuales. Además, se reducen las emisiones de CO2.

La gestión de la comunidad energética es participativa y democrática, con la fórmula ‘un socio, un voto’. En este sentido, se llevan a cabo sesiones de participación y sensibilización dirigidas a los miembros de la CEL, en materia de ahorro energético, autoconsumo y gobernanza, facilitadas por Sapiens Energía.

No Comments Yet

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà