Tres detenidos por estafar más de 500.000 euros a empresas mediante la usurpación de identidad

guardia civil

La operación ha sido realizada por el equipo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil de Llíria

La Guardia Civil de Llíria ha detenido a tres personas de 39, 50 y 52 años, acusadas de haber estafado más de 500.000 euros a varias empresas valencianas mediante el método de la usurpación de identidad.

En la operación WILLIBON, iniciada el pasado mes de octubre tras las denuncias en las que dos empresas valencianas figuraban como perjudicadas, se han intervenido dos móviles, siete tarjetas SIM, tarjetas prepago, documentación de constitución de empresas a nombres de “mulas económicas”, documentación bancaria y 4.000 euros en efectivo. 

Según ha informado la Comandancia en un comunicado, se trata de un «grupo criminal de ámbito internacional», que se dedicaba a «interceptar las comunicaciones de las compañías utilizando ‘malware’ con el objetivo de monitorizar correos electrónicos y obtener información empresarial».

«Los autores, una vez que tenían bajo su control los correos electrónicos de las empresas, modificaban el contenido de los mensajes, dentro del marco de una operación financiera actual, y concluían cambiando los números de cuenta de los beneficiarios de las transacciones».

Estos números de cuenta eran las llamadas “mulas económicas”; personas que facilitan sus datos personales, o el de sus empresas, para la apertura de cuentas bancarias, las cuales son utilizadas por el grupo criminal a cambio de un beneficio económico.

Posteriormente, siempre en menos de 24 horas, desde su ilegal obtención en estas cuentas bancarias ilícitas, procedían a la extracción del efectivo evitando así el bloqueo de las cuentas reseñadas y dificultando su rastreo.

En el desarrollo de esta operación los agentes realizaron un registro en un domicilio de la localidad de Los Molares (Sevilla), donde intervinieron una gran cantidad de documentación y efectos relacionados con los delitos investigados.

Los detenidos han sido acusados de estafa, falsedad documental, acceso ilícito a datos o programas informáticos y pertenencia a grupo criminal.

Las diligencias instruidas, hasta el momento, no descartando nuevas actuaciones, han sido entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 7 de Llíria.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.