La Policía Local de Llíria está sin etilómetro para controles de alcoholemia desde hace un año

Instal·lacions Policia Local Llíria

Lo piden prestado a San Antonio o Vilamarxant

La Policía Local de Llíria carece de etilómetro con el que realizar pruebas de alcoholemia a los conductores desde hace más de un año, según ha denunciado hoy el Sindicato de Policías Locales y Bomberos.

«Estamos hablando del instrumento de precisión utilizado por todas las policías locales de España en su día a día, que sirve para medir el grado de intoxicación alcohólica que presenta el conductor en su organismo y que, además, resulta necesario en la investigación de accidentes y controles preventivos de alcoholemia. Su coste, según marca y modelo, ronda entre los 8.000 y los 10.000 euros», han señalado desde el sindicato.

La dotación de este instrumento, en la mayoría de los municipios, corre a cargo de la Jefatura Provincial de Tráfico a través de la firma de un convenio suscrito con las diferentes administraciones locales con el compromiso de realizar campañas de tráfico y seguridad vial.

Por otro lado, el etilómetro está sujeto a un riguroso control metrológico anual por parte de la empresa con quien la DGT tiene suscrito un contrato de mantenimiento.

«El problema en Llíria se remonta a hace algo más de un año, cuando los responsables del cuerpo de Policia Local enviaron a la Jefatura Provincial el etilómetro de dotación para su calibrado. Mientras tanto, y como suele ser costumbre, en caso de necesidad podrían solicitarlo al municipio más cercano que dispusiera del mismo».

«Se trataba de un trámite ordinario que no suele demorarse más de 15 o 20 días, pero pasados unos meses sin recibirlo, y tras contactar con la Jefatura Provincial se informó de que el problema radicaba en la no renovación del contrato de mantenimiento de los etilómetros con la empresa adjudicataria», han agregado las mismas fuentes.

«La situación actual, tras la pésima gestión llevada a cabo por la DGT, es que los etilómetros pendientes de revisión se encuentran acumulados y polvorientos en algún lugar de la Jefatura Provincial, lo que deja a muchos municipios valencianos y a sus agentes locales a expensas del préstamo de un material de trabajo que puedan o no realizarle otros municipios limítrofes», denuncia el sindicato de policías. 

Desde el Ayuntamiento de Llíria han coincidido en explicar que la DGT tiene firmado un convenio con la la Policía Local de Llíria, al igual que con otras policías locales de la Comunitat Valenciana, por el que se cede, entre otros equipamientos de trabajo, un etilómetro para las campañas de control de seguridad vial de la DGT o para actuaciones de la propia policía.

Estas mismas fuentes reconocen que el aparato se encuentra en las dependencias de la jefatura provincial de Tráfico de Valencia para ser calibrado para su correcto uso, aunque aseguran que el servicio que presta el etilómetro siempre está garantizado por la obligación que marca el propio convenio de la cesión del aparato cuando sea necesario por parte de cualquier otra policía local. Por ello, la Policía Local de Llíria lo solicita a otras policías de la comarca como San Antonio de Benegéber o Vilamarxant, como anteriormente también lo ha cedido Llíria cuando se lo requerían otros municipios, y hasta que la DGT le vuelva a facilitar el aparato calibrado.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.