Banner papereria Ruiz

Las obras en la carretera entre Llíria y Alcublas arrancan en agosto con un plazo de 8 meses

carretera alcublas

El proyecto consta de cuatro fases y un presupuesto de 10 millones

La Diputación de València iniciará durante la primera quincena del mes de agosto la primera de las cuatro fases del proyecto para mejorar la seguridad de la CV-339, que conecta Llíria con Alcublas desde el acceso de la autovía CV-35 hasta la CV-245.

En el caso de la CV-339, de titularidad provincial, el área de Carreteras que dirige Rafa García tiene prevista una inversión cercana a los 10 millones de euros para acondicionar un trayecto de 13,3 kilómetros, a través de un proyecto dividido en cuatro fases.

La primera fase, de 3,2 kilómetros, ha sido presentada hoy en Ca la Vila por el diputado de Infraestructuras, Rafa García, en un acto que ha contado con el alcalde de Llíria, Manolo García, la alcaldesa de Alcublas, Blanca Pastor. “Somos conscientes de la importancia que tienen estas obras para Llíria y Alcublas, que han trabajado con constancia para reivindicar la obra, y de ahí la importante inversión para mejorar la movilidad sostenible y los desplazamientos seguros para conductores y ciclistas entre ambos municipios”, ha manifestado el responsable provincial de Carreteras, Rafa García.

La obra ha sido adjudicada a Ferrovial por 2 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses. Los trabajos consistirán en ampliar de 7 a 9,5 metros la plataforma y habilitar un carril bici de tres metros por ambos lados de la calzada en el primer kilómetro, hasta la cooperativa, conectando así el recorrido ciclista con el que transcurre junto a la autovía CV-35. También se remodelarán las intersecciones con los caminos de la Iessa y Caicons en este tramo de 3,2 kilómetros entre el acceso desde la autovía hasta el camino del Bayo.

Civera ha recordado que la CV-339 es “un eje viario de gran actividad económica en nuestra población por la presencia a su alrededor de la cooperativa y las infraestructuras de las comunidades de regantes, por lo que esta inversión servirá para mejorar la seguridad vial de los usuarios de la carretera, entre ellos los de distintas urbanizaciones de Llíria, y facilitará el uso de medios no contaminantes a través del tramo ciclopeatonal”.

El alcalde se mostró muy satisfecho por el inicio inminente de una obra que da respuesta a “una reivindicación histórica de Llíria y Alcublas, en una vía muy transitada por agricultores, ciclistas y moteros, que conecta nuestra comarca con La Serranía”.

La CV-339 pertenece a la red provincial de carreteras y la Diputación ya acondicionó el tramo final de la misma, de aproximadamente un kilómetro. Los 13,4 kilómetros restantes presentan una sección transversal insuficiente, una calzada de 7 metros de anchura sin arcenes y un pavimento agotado. La intención del área de Carreteras es intervenir en toda la vía en cuatro fases, con inversiones de algo más de dos millones de euros cada una, para dejar en las condiciones óptimas una carretera muy transitada tanto a diario con desplazamientos a zonas agrícolas, como los fines de semana por ciclistas y moteros.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.