Banner papereria Ruiz

Cómo prevenir la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Osteopatía naturopatía Rafa Gimeno

El hígado graso no alcohólico suele ser la primera causa de consulta al hepatólogo, siendo entre un 20 y un 30 por ciento de la población mundial de los países occidentales quien la sufre.

Esta enfermedad, que supone un exceso de grasa almacenada en las células del hígado, suele estar asociada a la obesidad y al síndrome metabólico (triglicéridos elevados, diabetes e hipertensión), aunque alguien delgado también la puede padecer. La prevalencia suele ser entre el 56 y el 86 por ciento entre las personas obesas y del 16 por ciento en las personas con peso bajo o normal y de entre un 20 al 30 por ciento más frecuente en hombres que en mujeres.

La esteatosis hepática no alcohólica puede derivar en una forma más severa que es la esteatohepatitis no alcohólica y entre el 15 al 20 por ciento de las esteatohepatitis no alcohólicas, que se caracteriza por la inflamación del hígado, suelen desarrollar una cirrosis y en algunas de estas cirrosis llega a producirse un cáncer hepatocelular.

El mejor tratamiento como en cualquier enfermedad es siempre la prevención. En el caso que abordamos del hígado graso hay que hacer cambios en nuestro estilo de vida, llevar una dieta equilibrada y una suplementación adecuada para conseguir de esta forma mejorar los parámetros elevados de triglicéridos, glucosa e hipertensión y evitar que el hígado graso derive en alguna de sus formas más severas.

Rafa Gimeno

Rafa Gimeno García,
Naturópata y nutricionista

Rafa Gimeno Anuncio Clínica
No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.