Europa inyecta 4,4 millones al proyecto contra incendios en el parque natural del Túria y La Vallesa

guardian

Riba-roja y Paterna desarrollarán el proyecto Guardian

De día “histórico” han calificado los alcaldes socialistas de Riba-roja de Túria y de Paterna la jornada en la que han hecho pública la resolución de la tercera edición de los premios UrbanInnovativeAccions (UIA), a la que se presentó el proyecto Guadian para la prevención de incendios en el Parque Natural del Túria y La Vallesa.

Y es que el premio, al que se presentaron 184 candidaturas de 21 países, va acompañado de una dotación económica de 4,4 millones de euros de los Fondos Feder de la Unión Europea, lo que supone un 80% de la financiación del proyecto que cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de euros y un lazo de ejecución entre 2019 y 2021.

La satisfacción entre los promotores de la innovadora iniciativa, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, el gerente de Hidraqua, Massimo Marras y el director del parque natural, Toni Ballester, era evidente en el acto celebrado esta mañana en el Castell de Riba-roja.

El proyecto consiste en la reutilización de aguas residuales procedentes de una estación depuradora para mejorar la preparación y la resiliencia a los incendios de la zona boscosa que comparten ambos municipios.

Robert Raga ha destacado en su intervención la importancia de estos fondos para desarrollar “un proyecto pionero por su doble vertiente de reutilización de las aguas residuales provenientes de la depuradora Camp de Túria II, para uso agrícola y para prevenir incendios en el parque natural, protegiendo las zonas residenciales de Els Pous, valencia La Vella y Masía de Traver”

En la misma línea el alcalde de Paterna ha resaltado “esta subvención hará unas zonas naturales 100% protegidas frente al fuego, permitiendo a estos pulmones verdes del área metropolitana de Valencia integrarse de una manera más sostenible en la zona urbana de Paterna con unas mayores garantías de protección frente al riesgo de incendios”.

Las actuaciones comenzarán a principios de 2019  y se prevé que quede concluidas en 2022 tras la eliminación en la depuradora de un contaminante emergente (clorpirifos) que actualmente no se elimina; la ejecución de barreras verdes compuestas por especies más resistentes al fuego que ayuden a ralentizar el avance de un frente de incendio si se llega a producir; de mecanismos que permitan el riego regulado en base a la medición de datos en campo a través de una red de sensores, de manera que se aportará sólo el agua estrictamente necesaria para evitar el crecimiento descontrolado de la vegetación; los trabajos de vigilancia forestal en el bosque de la Vallesa, y la reforma y mejora de la torre de vigilancia forestal de La Vallesa.

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.