Vitroglass

Riba-roja prohíbe el baño en el río Túria por el coronavirus

rio turia

El Ayuntamiento intensificará los controles

A partir de hoy sábado queda prohibido bañarse en el río Túria a su paso por Riba-roja. Así lo ha decretado el Ayuntamiento. La decisión del consistorio está motivada por el aumento de brotes de coronavirus en la provincia de Valencia y a la aglomeración de personas que puede suponer especialmente durante los fines de semana.

La resolución de alcadía dictada el pasado viernes prohíbe el baño en el río hasta nueva orden. La resolución redactada por el Ayuntamiento de Riba-roja detecta un aumento de bañistas y visitantes en la zona de playa fluvial del río Túria a su paso por la localidad, que genera problemas en el cumplimiento de las medidas de seguridad y de distancia social recomendadas por las autoridades sanitarias a raíz del aumento de los contagios y brotes por el coronavirus.

El alcalde en funciones de Riba-roja y concejal de Hacienda, José Ángel Hernández, ha manifestado que esta resolución municipal “se adopta para anteponer la salud de las personas ante cualquier otro interés y evitar, así, la propagación de nuevos casos de coronavirus entre la población al tiempo que seguimos todas las recomendaciones sanitarias en materia del baño en las zonas fluviales”.  

Al mismo tiempo, se intensificarán los controles en toda la zona del río para comprobar el respeto de las normas sanitarias como la distancia entre personas para frenar el avance de los contagios.

cartel rio

La medida adoptada sigue las recomendaciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar y del Ministerio de Sanidad que desaconsejan el baño en zonas de escaso caudal de agua, con el objetivo de prevenir nuevos contagios de Covid-19 y ante la dificultad de asegurar el cumplimiento total de las medidas preventivas establecidas por las autoridades sanitarias.

Esta decisión se suma a la adoptada el pasado 3 de agosto por el Ayuntamiento de Vilamarxant, que ha prohibido el baño en el río Túria a su paso por el municipio ante las faltas reiteradas de los bañistas.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Riba-roja, apuntan a través de un comunicado que en los últimos días se ha producido un incremento muy importante en el número de bañistas como consecuencia directa de la prohibición decretada por los ayuntamientos de los alrededores por donde también transcurre el río Túria.

En la localidad vecina, la Policía Local ha organizado un operativo para vigilar las zonas de baño e impedir que los visitantes disfruten sin control en el término municipal al paso del Túria.

Las fuerzas de seguridad harán una vigilancia activa para controlar e imponer sanciones, si es necesario, a las personas que estén incumpliendo con las reglas marcadas por las autoridades en el entorno del río, apuntan desde el consistorio.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà