La jueza da la razón a las 20 familias de Riba-roja amenazadas de expulsión de sus viviendas por la Sareb

desalojo ribarroja

El auto ratifica la legalidad de los contratos de alquiler

La titular del juzgado de Primera Instancia número 3 de Llíria ha dado la razón a las 20 familias de Riba-roja que residen en régimen de alquiler en un bloque de viviendas de la calle Pizarro de la localidad y que habían sido denunciadas por la Sareb para que abandonaran sus casas.

El auto dictado por la juez, al que ha tenido acceso InfoTúria.com, avala la legalidad de los contratos de alquiler y por tanto reconoce el derecho de los vecinos a seguir ocupando las viviendas tras pasar estas a manos del ‘banco malo’.

La resolución judicial, que es firme, desestima así la petición de lanzamiento de las viviendas solicitada por la Sareb que obtuvo la propiedad tras ejecutar el préstamo hipotecario que tenía la empresa Nuevo Hogar Mediterráneo.

Así lo ha explicado a este medio el abogado Juan Antonio Toledo, que es además uno de los afectados al tener su despacho en el bloque de viviendas con un contrato de alquiler desde el año 2011.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha señalado esta tarde a través de un comunicado que la Sareb le ha trasladado la retirada de todas las denuncias interpuestas contra las 20 familias del municipio amenazadas por ser expulsadas de sus viviendas.

Se trata de los vecinos de un edificio de Riba-roja de Túria que, a pesar de aportar toda la documentación que acredita la supuesta validez sus contratos de alquiler, estaban pendientes del auto de la juez tras la denuncia de la propia empresa propietaria del edificio que les exigía abandonar sus hogares, han informado fuentes municipales.

Desde el pasado 16 de noviembre en el que fueron avisados de su expulsión, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria, junto a la Conselleria de Vivienda, ofrecieron todo su apoyo y realizaron gestiones de negociación que en los últimos días se intensificaron a través del propio alcalde.

El alcalde ha valorado de «muy buena señal» el gesto de la empresa y ha insistido en que seguirá el ayuntamiento junto a la Consellería “trabajando en las negociaciones para que se normalice la relación y se logre una solución definitiva para nuestros vecinos».

«La situación está siendo bastante complicada por la crisis sanitaria como para además dejar en la calle familias que tienen al corriente todos los pagos y cumplen con sus obligaciones», ha explicado Raga quien ha vuelto a subrayar «que es una buena noticia, contenida, pero que indica el camino a seguir».

Por su parte el conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha indicado que su departamento ha estado negociando con con la dirección de Responsabilidad Social de la Sareb para que renueven los contratos de alquiler que van a vencer próximamente en Torrent, Alfafar y Riba-roja.

Según Martínez Dalmau, «las personas tienen que poder vivir tranquilas en sus casas pues es inoportuno tener que buscar alternativas habitacionales en plena pandemia.
La Sareb lo ha entendido así» ha explicado el conseller, que ha añadido que, en los próximos días, se va a buscar la solución definitiva para los casos de estas tres poblaciones valencianas.

No hi han comentaris

Respondre

Your email address will not be published.