Riba-roja comprará vivienda pública mediante el derecho de tanteo y retracto

riba-roja

El pleno aprueba un convenio con la Conselleria d’Habitatge

El pleno municipal del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado un convenio de colaboración con la Conselleria d’Habitatge i Arquitectura Bioclimàtica mediante el cual la administración local asume los derechos de tanto y retracto que permitirá a partir de ahora la adquisición de vivienda pública mediante los derechos de tanteo y retracto.

El acuerdo plenario ha contado con el voto a favor del equipo de gobierno del PSPV, Podemos Riba-roja Puede, Compromís y Esquerra Unida y la abstención del resto de formaciones políticas: el Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Este convenio supone la posibilidad de que el consistorio pueda adquirir viviendas para destinarlas a aquellas familias, personas y colectivos con escasos recursos económicos o en situación de vulnerabilidad que se hallan en el registro de demandantes de vivienda de la Generalitat Valenciana o, en su caso, en el del propio del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.

El acuerdo supone, además, la creación de una comisión de seguimiento y control que estará integrada por una persona representante de cada una de las administraciones públicas que suscriben el convenio y la secretaria del propio ayuntamiento, con voz, pero sin voto. La dirección general de Vivienda representará a la conselleria mientras que el consistorio designará al concejal encargado de vivienda.

El texto de la moción plenaria recuerda que “la situación de crisis habitacional existente en la Comunitat Valenciana se ha visto agravada como consecuencia del Covid-19; la conselleria de Vivienda, conscientes y preocupados por esta situación, enfoca todos sus esfuerzos en la protección de las personas vulnerables y en la garantía de la función social de la vivienda”.

Los objetivos de este convenio consisten en “ofrecer una respuesta ágil a las necesidades residenciales en la Comunitat Valenciana mediante la adquisición de viviendas por tanteo y retracto, para construir una red de viviendas de protección pública con vocación de permanencia al promover su municipalización mediante diferentes mecanismos para dar respuesta a las diferentes realidades de los municipios”.

Las viviendas adquiridas por este procedimiento quedarán calificadas como vivienda protegida “con carácter permanente” y se deberán destinar a vivienda habitual y permanente de las familias, personas y colectivos con escasos recursos económicos o en situación de vulnerabilidad. La adquisición por parte del consistorio posibilita que los aspectos de habitabilidad y las licencias asociadas, así como la adjudicación a las personas que viven en el municipio se puedan realizar de forma más directa y próxima al propio ciudadano.

Los inmuebles que se adquieran a través de este derecho de tanteo y retracto se incorporarán al patrimonio de vivienda pública de Riba-roja de Túria para destinarlos a las familias previstas en este convenio entre ambas partes. De esta forma, la conselleria comunicará al propio ayuntamiento todas las notificaciones de transmisiones de vivienda que se puedan producir en el municipio y, además, dará información sobre la actualización de las áreas de necesidad de vivienda.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado “la importancia de este convenio con la Generalitat para que nuestro municipio pueda tener una red pública de viviendas sociales para las familias más vulnerables o que puedan tener mayores problemas para acceder a un hogar y, por ello, hemos puesto en marcha mecanismos para solventar esta situación”.

No hi han comentaris

Respondre

Your email address will not be published.