Intervienen 240 kilos de algarroba en Riba-roja

algarrobas policia local ribarroja

La Policía Local interceptó la mercancía en sacos

La Policía Local de Riba-roja ha iniciado una campaña de vigilancia para evitar la apropiación indebida y comercialización de la algarroba durante los meses de verano en los campos del término municipal.

Durante la primera semana se han intervenido 240 kilos en la partida Potros, en la CV-374 entre Riba-roja y Loriguilla a la altura del campo de tiro.

Los agentes interceptaron la mercancía en diversos sacos, después de que abandonaran el lugar.

Hasta finales de agosto, la policía, en colaboración con el equipo ROCA de la Guardia Civil, intensificará los controles e inspecciones para comprobar la procedencia, pertenencia y volumen de producto, de acuerdo a lo que figura en los documentos de trazabilidad que disponen los recolectores autorizados. Entre estos documentos figura el REGEPA, Registro general de la producción agrícola, necesario para comercializar la algarroba.

Esta campaña de inspección y control se ha adelantado este año como consecuencia de la ola de calor, que ha provocado que la algarroba madure de forma prematura y esté en perfectas condiciones para su comercialización en almacenes. La algarroba ha alcanzado en estos últimos años precios muy altos, debido a la creciente aplicación que tiene este fruto para fines alimenticios y farmacéuticos.

El inicio de la campaña de vigilancia, que se prolongará hasta finales de agosto, es uno de los temas que se abordó en el Consell Agrari celebrado el pasado 18 de julio, en el que se informó de la existencia del grupo de whatsapp, formado por agricultores, Policía Local, Guardia Civil , con el fin de alertar y prevenir ante cualquier posible hurto.

En el Consell Agrari se abordó también la campaña de la Consellería para el reparto del spinosad – insecticida autorizado por la UE para su uso en agricultura ecológica- , la instalación de la báscula municipal, el plan de asfaltados de caminos rurales 2022/23 y se dio cuenta del proyecto de restructuración agraria de la consellería de Agricultura.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha destacado “la importancia de estar coordinados, tanto los cuerpos de seguridad como los agricultores, para garantizar que no se produzcan hurtos en los campos. Pondremos de nuestra parte todos los mecanismos para que la campaña de la garrofa se realice, por parte de los agricultores autorizados, en las condiciones máximas de seguridad”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.