del tros al plat

El primer parque para perros abre sus puertas en 3.000 metros cuadrados

parquecanino

Se ha instalado farolas solares, arbolado, bebederos y pipi-canes

El primer parque canino de San Antonio de Benagéber ha abierto sus puertas en unos terrenos municipales de 3.000 metros cuadrados en la calle Sequer de la urbanización San Vicente.

El parque está completamente vallado y cerrado con doble puerta de seguridad y en el interior se han diferenciado dos zonas para perros pequeños y de mayor tamaño. En ambas se han habilitado bebederos y pipi-canes.

En la parcela se han plantado árboles para crear futuras zonas de sombra y se han instalado farolas solares.

El parque, además de cumplir con las necesidades de esparcimiento de las mascotas, es inundable, de forma que permita resolver los problemas de drenaje del agua de lluvia en esta zona. “Se trata de un parque inundable. Se ha rebajado el terreno y los sumideros están conectados a la red de saneamiento de forma que se drena rápidamente en caso de trombas de agua”, explica el alcalde de San Antonio de Benagéber, Enrique Santafosta.

El primer edil de AISAB ha destacado que las nuevas instalaciones se han puesto en marcha con una inversión “mínima”, ya que los terrenos eran propiedad del Ayuntamiento, el vallado se ha ejecutado con cargo a una mejora de una contrata que estaba pendiente y además ha contado con el patrocinio de empresas del sector.

Por parte del Ayuntamiento se ha instalado el mobiliario urbano que estaba en el almacén municipal, las farolas solares, los bebederos, las papeleras y la señalización del nuevo parque del que disfrutan los perros y sus dueños desde el pasado 14 de julio.

 

 

 

 

 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.