Las cabalgatas de Llíria y Vilamarxant llenaron de magia e ilusión el Camp de Túria

Cabalgata-Vilamarxant-3

Junto con la de Riba-roja, reunieron a miles de personas

De rotundo  éxito de participación hay que calificar a las cabalgatas que el viernes pasado por la tarde se celebraron en nuestra comarca. Si ayer informábamos de la de Riba-roja, en la que incluso varios personajes de Stars Wars formaron parte del séquito que escoltaba a sus Majestades de Oriente, hoy toca hacerlo de otras dos convocatorias multitudinarias: las de Llíria y Vilamarxant. En ambas, los más pequeños vivieron su día más especial, unas vísperas repletas de ilusión.

Llíria recibió a los Reyes Magos con la escolta de los clubes moteros “Edetans” y “El Canó”, en un cortejo que desfiló por el municipio edetano con una extensa comitiva de más de 300 personas, entre figurantes y músicos. Fue un espectáculo repleto de coloridas carrozas, en el que se repartieron más de 500 kilos de caramelos y miles de monedas de chocolate.

El desfile finalizó en la plaza Mayor, donde el alcalde, Manolo Civera, dedicó unas palabras de agradecimiento a Sus Majestades y les hizo entrega de la llave de la ciudad. En ese mismo acto, y como ya va siendo habitual en estos últimos años, se representó la escena de la Adoración al niño Jesús. La cabalgata, organizada por la concejalía de Fiestas, contó con la participación de diferentes colectivos locales, como la Asociación de Amigos del Caballo, la Parroquia de María Madre, las cofradías del Remedio y la Corte de María, la Peña Arre, la Escuela de Danza, las bandas juveniles de la Unión Musical y la Banda Primitiva, la batucada de Llíria “PerkuValencia”, la Federación de Comercio, el Grupo de baile Al-hilal, los clubes de patinaje Llíria y Edeta, la Junta Local Fallera y las comisiones falleras Pla de l’Arc, Avinguda dels Furs, Alpelic y Plaça Pedralba.

Un momento de la cabalgata de Llíria, escoltada por los clubes moteros.

También Vilamarxant tiñó sus calles de colorido, ilusión y obsequios, en medio de un ambiente festivo. Su cabalgata, organizada por la Concejalía de Fiestas y Tradiciones,  congregó a gente de todas las edades después de que el emisario real recibiera el permiso del alcalde, Jesús Montesinos Oltra. Entre sus novedades, una gran estrella que anunciaba la llegada de los Reyes, así como dos grandes flamencos, acrobacias y zancudos. También actuó el Grup de Danses i Pastorets de la localidad, con una gran representación infantil.

La gran estrella que anunciaba la llegada de los Reyes, a su paso por las calles de Vilamarxant.

Más de 200 regalos y cientos de caramelos sin gluten fueron repartidos a lo largo de su recorrido, que atravesó las calles de Sant Blai, Sant Miquel, Villarroya y Sant Jaume. Al llegar al Ayuntamiento, Gaspar, Melchor y Baltasar se subieron al balcón para saludar a todos los asistentes junto al alcalde, poniendo colofón a un acto en el que se volcó prácticamente toda la localidad.

No hi ha comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.