Banner papereria Ruiz

Instalar un cargador para coches eléctricos

Coche eléctrico cargando

La vinculación de contribuir con las energías renovables o sostenibles y el ciudadano medio cada vez se están estrechando más. Este punto de visto es esencial para evitar que el cambio climático continúe avanzando a pasos agigantados en el planeta tierra. La emisión del CO2, producida en mayor medida en las grandes urbes por los vehículos, hace que los automóviles híbridos o eléctricos sean cada vez más comunes en nuestro entorno.

cargadores móviles para coche eléctrico

Imagen tomada de www.recambioscoches.es

Con más de 310 millones de toneladas de dióxido de carbono, que liberó España en el pasado año 2019, las emisiones se han reducido más de un 6% respecto a cifras anteriores y casi un 30% si lo comparamos con los primeros años del nuevo milenio, según cifras del Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España.

Las grandes marcas de vehículos han puesto a nuestro alcance diferentes opciones en este tipo de medios de transporte que no pongan en riesgo el planeta, y también, facilidades en nuestro día a día, en salud y comodidad para la familia. La tendencia ascendente en la adquisición de dichos coches confirma que la sociedad está en constante movimiento a un mundo mucho mejor.

Con la aparición de estos modelos, los automóviles se pueden cargar fácilmente y sin salir de casa. Esto es posible gracias a los cargadores móviles para coches eléctricos que se pueden instalar en habitáculos particulares o en los distintos garajes de comunidad de vecinos. Entre 2 y 4 horas para la recarga convencional, un híbrido puede estar perfectamente funcional y circular por la calle. En coches eléctricos, la carga habitual se realiza a 16 A y desde los 3,6 kW y 7, Kw, dependiendo siempre del tiempo de recarga que necesiten las baterías.

El coste de este tiempo de estaciones locales es generalmente económico y suele rondar entre los 1.000 y 1.500 euros, aunque existen diferentes ayudas por parte del Gobierno de España, gracias al Plan Moves, en el que recoge parte de los gastos de este tipo de instalaciones que ayudan a contribuir con la reducción de CO2 al planeta.

Todos estos tipos de cargadores de baterías de automóviles, tanto híbridos como eléctricos, se les administra energía con una simple manguera que irá conectado al receptor de energía que el vehículo lleve en la parte lateral del mismo.

También existen estaciones públicas de recarga. Situadas en diferentes instalaciones como aparcamientos, grandes centros comerciales, hoteles o estaciones públicas, se puede tener el vehículo con un 80% de capacidad total de su carga en menos de dos horas, y algo más de treinta minutos en los vehículos híbridos enchufables.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.