Gátova vuelve a tener una vecina centenaria

Carmen Sierra con el alcalde de Gátova el día de su 100 cumpleaños.

Carmen Sierra celebra sus 100 años rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos

El pueblo de Gátova, de apenas 400 habitantes, vuelve a tener después de muchos años a una vecina centenaria. El pasado 13 de octubre Carmen Sierra Sánchez, conocida como ‘la tía Carmen’ cumplió 100 años de vida.

La ocasión merecía una celebración, a la que asistió el alcalde de Gátova, Manolo Martínez, que entregó a la centenaria un ramo de flores y trasladó la felicitación a la protagonista en nombre de todos los vecinos del municipio.

Carmen, que se quedó viuda hace 20 años, vive sola en su casa del pueblo porque le gusta tener su espacio y ser independiente. Pero en esta ocasión estuvo rodeada de sus tres hijos, Úrsula, Mari Carmen y Rafael, que viven en l’Eliana, Bétera y Gátova, pero que se turnan para atenderla una semana cada uno, siete nietos y nueve bisnietos y de los numerosos vecinos que acudieron a felicitarla.

Según cuenta Úrsula se trata de una familia longeva ya que su abuela, la madre de Carmen, murió tan solo tres meses antes de alcanzar el siglo de vida, y su bisabuela fue la última vecina centenaria de Gátova con 103 años.

Algo tendrá que ver “el aire y el agua” del pueblo de la Serra Calderona “porque la gente se conserva muy bien”, apunta Úrsula, aunque reconoce que su madre come de todo pero “sin abusar del azúcar, las grasas y la sal y poca carne”.

A sus 100 años recién cumplidos, Carmen conserva una buena salud mental y física, aunque “arrastra dolor de huesos”, lo que no le impide moverse de un sitio a otro. “Ella se ganaba la vida limpiando y no puede estarse quieta en casa, es una maniática de la limpieza”, explica su hija de 73 años.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu no es publicarà.