Concert A Tres Bandes

Detenido en la Pobla de Vallbona por los delitos de detención ilegal, extorsión y blanqueo de capitales

El presunto autor  llegó a extorsionar a la victima hasta 170.000 euros

La Guardia Civil ha detenido a un hombre en su domicilio de la Pobla de Vallbona por su presunta participación en un delito de extorsión, detención ilegal y blanqueo de capitales. En el registro de la vivienda, efectuado el pasado 24 de octubre, se encontraron 1.000 euros en metálico, una escopeta y una pistola (simuladas) utilizadas en la detención ilegal, así como documentación de movimientos de capital y trasmisión de vehículos y fueron recuperados un vehículo de alta gama y una motocicleta.

El Equipo Policia Judicial  de la Guardia Civil de Cullera inició la operación ‘NUMAN’ en agosto tras tener conocimiento de  que una persona estaba extorsionando a otra por una deuda de 45.000 euros contraída en septiembre del 2018 .

Ante el impago de la deuda, el  presunto autor de los hechos se desplazó a Madrid junto con otros tres individuos y, tras localizar al deudor y bajo amenazas, lo introdujeron en un vehículo contra su voluntad y lo amenazaron con causarle daños físicos a él o su familia, llegando a exhibirle una escopeta con cañones recortados y un arma corta. La víctima de la detención ilegal les contó que tenía un hermano con un gran poder adquisitivo y que podría hacer frente a la citada deuda. Así llamaron al hermano de la víctima y bajo amenazas de hacer daño a su hermano retenido o su familia, le obligaron a asumir la deuda más intereses, por un valor de 95.000 euros.

Los autores trasladaron a la víctima desde Madrid hasta la localidad valenciana en la que residía, accediendo a su domicilio desde el que telefonearon nuevamente al hermano para hacerle ver que tenían controlado el entorno familiar de sus víctimas en caso de que se incumpliera el “acuerdo”.

Desde entonces, el detenido ha estado exigiendo importantes sumas de dinero al extorsionado,  que veía impotente como la deuda se iba incrementando hasta los 170.000 euros, por lo que tuvo que formalizar varios préstamos personales al haber quedado en una deplorable situación económica.

El dinero era entregado en mano por la víctima o ingresado en cuentas bancarias de los familiares del detenido, según éste le indicaba. Incluso como parte del pago, tuvo que adquirir un vehículo de alta gama que había elegido el detenido y que éste utilizaba, cuyo coste ascendió a los 65.000 euros y una motocicleta por la que pagó otros 10.000 euros.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de  Instrucción nº 28 de Madrid.

No hi ha comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.