Jardines de Llíria: «todas» las imágenes de la residencia tienen explicación

residencia jardines de lliria

El grupo Domus Vi niega cualquier tipo de maltrato

El grupo DomusVi ha asegurado que «todas» las imágenes que se difundieron en septiembre sobre unos ancianos supuestamente desatendidos en su residencia Jardines de Llíria «tienen explicación» y están «documentadas», y ha negado cualquier tipo de maltrato.

Así se expresa en las conclusiones de la investigación interna realizada por la empresa tras la difusión de imágenes en las que se veía a varios ancianos atados a sillas y con llagas o desnudos y supuestamente desatendidos para comer e incluso tras caer al suelo que, en su momento, sostuvo que estaban «sacadas de contexto» y achacó a la «venganza» de una exempleada.

En un comunicado, la empresa ha vuelto hoy a «condenar rotundamente» las imágenes y ha lamentado «profundamente el dolor que los hechos que reflejan, fuera de contexto, hayan podido causar» a familiares de residentes y a los trabajadores, de los que ha resaltado su «profesionalidad y dedicación».

El centro, defiende, «ha cumplido en todo momento con la normativa estatal» de prevención y control de la covid-19, que afirmaba que «tenían que restringirse las salidas fuera de la habitación al mínimo imprescindible».

Se ha cumplido también la recomendación de aislamiento vertical o por plantas como criterio de agrupación, confinar a los residentes en sus habitaciones y asignar «siempre a los mismos profesionales» en cada planta en concreto «para evitar el posible contagio de residentes de diferentes plantas a través del personal».

Resalta además que «el equipo de atención directa dispone de la formación académica y profesional necesaria para atender correctamente las necesidades de los residentes», y el de supervisión «fiscalizó el correcto desempeño» de actividades como el cumplimiento de los plantes de cuidado o la vigilancia física aleatoria.

«El equipo de atención directa desarrolló la totalidad de sus actividades de forma organizada y coordinada: existencia de rutas diarias, planes de cuidado individualizados por residente, planes de alteración conductual cuando es necesario», finaliza en sus conclusiones.

El director de operaciones del DomusVi, José Luis Roselló, ha apuntado que, pese a que en Jardines de Llíria no ha habido casos positivos de covid desde el inicio de la pandemia, la crisis sanitaria nacional «afectó a la organización» del centro y al «proceso habitual de comunicación con las familias».

Ha señalado que la compañía ha revisado todos los protocolos asistenciales y ha llevado a cabo numerosas medidas de mejora en la residencia, ente ellas la contratación de más personal y la realización de una auditoría de calidad interna, así como ha facilitado formación asistencial adicional a todos los empleados del centro.

DomusVi anunció en septiembre que abría una investigación interna, de forma paralela a la policial en curso, cuyas conclusiones ha dado a conocer este martes.

«La compañía DomusVi, desde que adquiriera este centro residencial en noviembre de 2018, no ha cejado en su empeño de mejorar la calidad asistencial, reacondicionar sus instalaciones, así como de reforzar la formación continua de sus trabajadores», ha apuntado.

En la última encuesta de satisfacción a familias de octubre, la residencia obtuvo un resultado medio de 7,4 sobre 10, con la ausencia de casos de covid como lo mejor valorado, seguido de los protocolos de seguridad, los cuidados, la disponibilidad y escucha del personal, así como los canales de comunicación con las familias, según el comunicado. 

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà