Banner papereria Ruiz

El alcalde de Llíria dejará la política tras ceder la vara de mando a Compromís

Anabel García o Paco Gorrea, aspiran al acta de concejal

El relevo en la alcaldía de Llíria, pactado tras las elecciones municipales de 2019 entre los socialistas y sus socios de gobierno de Compromís y el partido de las urbanizaciones Move, ya tiene fecha. Será el próximo 23 de junio cuando el pleno ordinario de cuenta de la dimisión del actual alcalde, Manolo Civera, y apenas unos días después se celebrará el de investidura del portavoz de la coalición, Joanma Miguel, como nuevo alcalde si se sigue el guión.

El pacto de l’Almodí supondrá además el adiós del socialista a la política municipal tras 22 años como concejal y alcalde de Alcublas y de Llíria, tal y como avanzó InfoTúria en diciembre de 2019.

Una decisión que tenía previsto materializar mucho antes, coincidiendo con el torneo preolímpico de balonmano femenino que debía disputarse en marzo de 2020, pero que el estallido de la pandemia de coronavirus ha pospuesto hasta la fecha fijada en el pacto sellado entre el PSPV y Compromís.

Tal y como avanzó en una entrevista publicada por Infotúria, Civera renunciará también a su acta de concejal para volver a su puesto de trabajo como funcionario de la Generalitat. Eso sí antes entregará la vara de mando al portavoz de Compromís-Move, Joanma Miguel.

Así lo confirmó a este medio a finales del mes de abril. El primer edil socialista aseguró que su intención es formalizar el relevo y entregarle la vara a su socio.

En cuanto a quién ocupará la vacante dejada por Civera como concejal, no quiso confirmar el nombre de Paco Gorrea, que en la actualidad ocupa una plaza de asesor y que figuraba como número 9 en la lista electoral. Para que entre Gorrea, antes se debería producir la renuncia de la siguiente en la candidatura, Anabel García.

La salida de Civerá será la segunda en el grupo socialista esta legislatura que comenzó con la dimisión de Ferran Pina, apenas unas semanas después de tomar posesión, para ocupar una plaza de asesor en el departamento de comunicación de la Conselleria de Sanidad y que provocó el regreso de Francesc Fombuena.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.