Concert A Tres Bandes

El PSPV y el PP se acusan mutuamente de la continuidad de Damián Ibáñez en la alcaldía de Nàquera

Los socialistas critican a Compromís que recharaza un pacto de izquierdas

Tras la investidura de Damián Ibáñez de nuevo como alcalde de Nàquera, el PP y el PSPV, que seguirán en la oposición cuatro años más, han comenzado la legislatura con reproches públicos. Nada más terminar el pleno de constitución de la nueva corporación, el PP emitió un comunicado en el que lamentaba la actitud de los socialistas a los que responsabilizaba de que el candidato de UPdN continuara en el cargo.

La agrupación socialista ha respondido 24 horas después a los populares, a los que acusa de haber llegado al pleno con un acuerdo con IVIN-Compromís, que dio sus votos a la candidata del PP, Belén Ibáñez, y rechazó formar un gobierno de izquerdas.

El PSPV asegura que su voluntad «ha estado en todo momento centrada en intentar llegar a un acuerdo sólido y con garantías, que cumpliera con la premisa básica de investir alcaldesa a nuestra candidata».

El escollo para llegar a un pacto posterior al 26M en la localidad, donde ganó la derecha, con 4 concejales para UPdN y 4 para el PP, ha sido que todos los partidos, excepto IVIN-Compromís reclamaban la vara de mando para sus candidatos. Ni siquiera el ofrecimiento de Ibáñez de compartirla dos años cada uno fue suficiente para los populares.

«Nuestra gestión en las negociaciones ha sido transparente y honesta, manteniéndonos firmes en nuestra posición desde el primer minuto hasta el último, dando valor a nuestro trabajo y nuestras convicciones. En ningún momento hemos prometido nada que no hayamos cumplido, porque no ha habido ningún principio de acuerdo ni voluntad por parte del resto de partidos en alcanzarlo con nosotros», aseguran los socialistas.

En esta línea, el PSPV critica que en todo momento existió un acuerdo entre PP e IVIN-Compromís, que rechazó formar un pacto de izquierdas con el PSPV-PSOE, «pese a las directrices establecidas por su partido a nivel general, desenmascarándose y poniendo de manifiesto su verdadera naturaleza. Esta maniobraconfirma que no existió intención alguna de alcanzar un acuerdo con el partido socialista», aseguran los socialistas en su comunicado.

Sobre las acusaciones de “traición” al pueblo de Nàquera vertidas por el PP, recordaron que los populares «en ningún momento han alcanzado pacto alguno con nosotros, ya que nunca hubo intención por su parte de cumplir con la única condición que se les exigió desde el comité negociador del partido socialista».

Para el PSPV, «la indecisión que bloquea la gestión del Ayuntamiento de Nàquera es la suya, ya que han sido sus devaneos e inseguridades a la hora de negociar, la disparidad de opiniones entre sus filas y su falta de acuerdo interno lo que les ha llevado a su actual situación de desilusión casi infantil por no obtener el fin deseado. Su postura irracional frente a la posibilidad de que Damián Ibáñez, de la mano de sus antiguos militantes, renovara su cargo como alcalde los ha empujado a intentar forzar a la desesperada un acuerdo a su favor que jamás estuvo sobre la mesa, puesto que desde el PSPV no se planteó otra opción que no pasara por la elección de Elisa Martínez Rovira como alcaldesa durante los cuatro años».

Para el PSPV, la «exagerada reacción» tras el pleno, tras no obtener los votos necesarios para investir como alcaldesa a su candidata, pese a la complicidad de IVIN-Compromís, «confirma que han sido víctimas de sus propias contradicciones y su afán por destruir a Damián Ibáñez, culpando al PSPV de su propia derrota, que ya venía marcada por no conseguir el resultado esperado en las elecciones».

No hi ha comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.