a menjar sa

26M. El PSOE construirá un nuevo centro de salud en Pacadar para atender a más de 22.000 vecinos

El actual centro de salud tiene problemas de acceso y carece de rampas para personas con movilidad reducida

El PSOE de Riba-roja de Túria construirá un nuevo centro de salud en la zona del Pacadar gracias a los 60.000 metros cuadrados que anunció ayer que adquirirá si consigue gobernar tras las elecciones de este domingo 26 de mayo.

El proyecto sanitario está muy avanzado ya tras las conversaciones del grupo socialista del ayuntamiento de Riba-roja con la consellera de Sanitat Universal, Ana Barceló. Este proyecto, pondrá fin a los problemas de accesos del actual centro junto al Barranc dels Moros, cuyas dimensiones se han visto desbordadas a pesar de que cuando se inauguró, en el año 2000, diversos colectivos sociales alertaron que estaba enfocado para 13.000 habitantes y que actualmente supera los 22.000 empadronados.

Entre las deficiencias que se han arrastrado año tras año cabe destacar los problemas de acceso, una carencia patente de rampas para personas con movilidad reducida o los problemas para el paso de carros de bebés gemelos dadas las exiguas dimensiones de las aceras de las calles adyacentes. Además, cabe añadir deficiencias en algunas zonas del mobiliario, falta de espacio para dependencias como la sala de extracciones y un área de aparcamiento insuficiente para absorber el parque automovilístico de los pacientes y el personal médico.

El nuevo emplazamiento del Pacadar servirá para atender con todas las facilidades y las comodidades necesarias a los pacientes del área dependiente del Hospital de Manises, con el personal necesario para descongestionar el exceso de trabajo cuyos facultativos soportan más de 1.700 pacientes por cartilla y con un número adecuado de salas y consultas médicas. Además, también se ha previsto un área de rehabilitación para los pacientes que, dada la cercanía con el complejo deportivo de la Mallà, dispone de parking y parada de bus conecta metro.

El candidato a la alcaldía, Robert Raga, ha afirmado que las futuras instalaciones sanitarias «supondrán saldar una reivindicación de los vecinos que durante años han tenido que soportar la decisión del Partido Popular de instalar un centro de salud en el peor emplazamiento posible, con accesos deficientes y tercermundistas y una carencia de espacio en el edificio».

Raga ha recordado que el actual emplazamiento del centro de salud ha mejorado con el proyecto del actual gobierno municipal tras la eliminación del talud que durante años ha encajonado el edificio sanitario y ha abierto al tráfico ambas partes, de forma que queda libre para el paso de vehículos y peatones. Atrás quedan más de 130 años de aislamiento en Riba-roja, bajo el proyecto «Porta del Barranc».   

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.