Riba-roja suspende las actividades al aire libre y cierra varios edificios públicos

El comité de seguimiento prohíbe también las concentraciones de gente y anula el ballet “El lago de los cisnes”

El comité de seguimiento de Riba-roja de Túria, formado por el ayuntamiento, las autoridades sanitarias y los técnicos de la materia, ha acordado hoy restringir las actividades al aire libre en la localidad con el fin de evitar la propagación de la epidemia del Covid-19 en virtud de las recomendaciones y las exigencias de las autoridades sanitarias autonómicas y estatales.

La resolución adoptada se centra también en las posibles concentraciones de gente en recintos municipales o públicos. De esta forma, se prohíbe a los centros docentes la celebración de cualquier tipo actividad de puertas abiertas y todas aquellas que impliquen una concentración de personas como la quema de las fallas.

La representación de la obra de danza “El lago de los cisnes” que tenía previsto celebrarse mañana viernes ha quedado de igual forma suspendida sine die. El consistorio ha anunciado que a la misma estaba prevista la asistencia de 700 personas a las que se les devolverá íntegramente el importe de las entradas. Por su parte, las habituales actividades vinculadas a los trenes a vapor que tienen lugar en el parque Maldonado también han sido suspendidas.     

Cabe recordar que las actividades convocadas alrededor de las fallas quedan suspendidas por completo en virtud del decreto de la Generalitat, entre ellas actos como las carpas, las fiestas, los conciertos musicales y actuaciones similares hasta una nueva orden.

Otros acuerdos adoptados por el comité de seguimiento afectan a otros recintos municipales como el edificio del Centro Social o la Escuela de Adultos que cerrarán durante quince días. Los edificios públicos orientados a personas mayores como el Centro de Día se cerrarán también para evitar concentraciones de este vulnerable colectivo.

Además, otros servicios públicos sufrirán restricciones. Los usuarios de la biblioteca deberán guardar una distancia mínima de separación de un metro, el área de Servicios Sociales no admitirá visitas salvo casos excepcionales mientras que en el caso de las actividades relacionadas con el departamento de Turismo también se suspenden.

En el caso de las dependencias del edificio consistorial, quedan suspendidas las citas, reuniones oficiales presenciales y los cursos formativos mientras que la atención al público se restringe exclusivamente al registro de entrada. Los ciudadanos dispondrán de las correspondientes herramientas telemáticas para realizar gestiones administrativas.

Por otra parte, las instalaciones deportivas podrán ser utilizadas a título individual, aunque se recomienda no hacerlo hasta nueva orden. No obstante, las competiciones oficiales deportivas quedan suspendidas en todas sus categorías, profesionales y aficionados.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha afirmado que estas medidas “son absolutamente necesarias ya que siguen escrupulosamente todas las recomendaciones médicas y sanitarias de las instituciones oficiales, por ello, hemos adaptado los recintos, los edificios y las actividades a todos estos parámetros para evitar la propagación del Covid-19, especialmente enfocados a los grupos de personas más vulnerables”.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.