Fira del Dolç Artesà de Casinos

Riba-roja reparte 700 tuppers al día en el catering durante el confinamiento

reparto alimentos

El Ayuntamiento destina 142.000 euros en ayudas de emergencia

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria destinará 142.000 euros en diversas ayudas de emergencia para las familias durante el Estado de Alarma por la crisis del Covid-19 para sufragar los gastos de alimentación, suministros del hogar, alquiler, transporte, hipotecas, prótesis visuales, alojamiento temporal, leche infantil y polivalente.

Esta inversión suma los 49.539 euros destinados en ayudas de emergencia social desde que se decretó el Estado de Alarma, los cerca de 40.000 euros dedicados al catering diario que se repartió durante el periodo de confinamiento y otros 42.000 en una subvención de la Generalitat.

En el servicio de catering se describen los tres tipos de perfiles –menores, adultos y mayores- que reciben en sus domicilios los alimentos por parte la empresa y que se eleva ya a 307 usuarios, entre las que cabe citar las personas mayores y el comedor social que lo recibían antes de la pandemia y las familias que lo reciben ahora a raíz del coronavirus por las necesidades crecientes.

Este servicio se ofrece en horario de lunes a sábado distribuidos en cinco rutas que recoge usuarios del casco urbano, urbanizaciones y las viviendas diseminadas a cargo de una empresa especializada de la localidad.

Entre las personas que reciben a diario el catering cabe citar los usuarios del Centro de Día que se ha cerrado al público durante el confinamiento, las personas con movilidad reducida que no pueden salir ahora de casa, los menores con riesgo de vulnerabilidad social y los adultos en grave riesgo de exclusión social que se benefician, al igual que los menores, de un menú diario. Los más pequeños reciben, además, leche cada día.

En cifras, cabe destacar los 160 mayores que reciben el catering, de los que 109 ya lo recibían antes del Covid-19, más los 29 usuarios del Centro de Día, los 22 usuarios tramitados por urgencia a raíz de la pandemia, los 73 menores y los 74 adultos.

A estas ayudas municipales se suma una subvención de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de 42.774 euros destinados a pagar prestaciones económicas individualizadas, prestaciones para garantizar el derecho básico de alimentación para niños en situación de vulnerabilidad y el servicio de ayuda a domicilio.

La subvención está enfocada para atender las necesidades derivadas a partir del decreto del Estado de Alarma, es decir, las personas que demanda ayuda por la nueva situación, de forma de esta ayuda es incompatible para los beneficiarios que ya recibían prestaciones de emergencia social y/o alimentación infantil, solo se admitirá una solicitud semana por unidad de convivencia, se presentará una declaración de responsabilidad y deberán justificar la ayuda anterior para renovar la ayuda.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado “los recursos económicos, humanos y técnicos que se están destinando desde el ayuntamiento para atender correctamente las necesidades de todas las personas que se pueden hallar en una situación delicada de vulnerabilidad o exclusión social derivada del Estado de Alarma que estamos viviendo actualmente; nuestro objetivo es que nadie se quede sin ayudas económicas o sociales en el municipio”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.