Guanyem critica los sueldos del nuevo tripartito y la rebaja de las dietas a la oposición

El alcalde de San Antonio cobrará 35.000 euros y los concejales 30.000 anuales

El pleno de San Antonio de Benagéber aprobó el pasado 4 de julio el reparto de las concejalías y las nuevas retribuciones para el nuevo equipo de Gobierno, formado por AISAB, PSPV y Ciudadanos, y para los concejales de los grupos de la oposición -Guanyem, PP y Vox- esta legislatura.

El alcalde, Enrique Santafosta, se ha puesto un sueldo de 35.000 euros brutos anuales, frente a los 25.000 euros que cobró el pasado año en dietas por asistencia a plenos, juntas de gobierno y comisiones informativas.

Por su parte, los seis concejales del equipo de Gobierno tendrán una jornada parcial reducida al 75% por la que percibirán un sueldo de 30.000 euros brutos anuales cada uno.

El portavoz de Guanyem, Ramón Orozco, ha crirticado estas retribuciones «tarifa plana», independientemente de las funciones que realiza cada concejal, cuyo coste supera, sumando la seguridad social, los 300.000 euros anuales, lo que ha multiplicado por 4,5 el coste salarial del equipo de Gobierno, según el comunicado del principal grupo de la oposición.

El alcalde, Enrique Santafosta, ha explicado, que en su caso lo que ha hecho es dejar de cobrar dietas por asistencia a órganos colegiados y ponerse un sueldo fijo equiparable, de forma que no percibirá nada por asistencia. «Viene a ser lo mismo, pero cotizando a la seguridad social».

En cuanto al resto del equipo de Gobierno, ha argumentado que el aumento de gasto se produce porque han pasado de 5 a 7 concejales. De los 5 anteriores, 3 percibían dietas, que ahora no podrán percibir por ser incompatible cobrar sueldo, y solo 2 sueldos -72.000 euros anuales entre ambos-. Ahora todos los concejales cobrarán 30.000 euros frente a 27.800 euros brutos anuales desde 2015.

Los nuevos sueldos han ido acompañadis de una reducción de las dietas de la oposición. Así, a patir de ahora, los portavoces del PP, Gunyem y Vox pasan de percibir 6.250 euros anuales a 900 euros -siete veces menos- y el resto de concejales de la oposición pasan de 3.150 a 300 euros anuales, menos de la décima parte.

Con la entrada en vigor del nuevo decreto, sólo se abonarán por los plenos ordinarios, mientras que los extraordinarios que no serán pagados.

Orozco ha acusado al nuevo tripartito de pretender «ahogar económicamente a la oposición poniendo cantidades ridículas como los 25 euros por asistencia a la junta de portavoces, los 50 euros por pleno o los 50 euros por comisión informativa».

El principal grupo de la oposición, también critica la reducción de las aportaciones a los grupos municipales, reduciendo el variable por concejal de cada grupo y beneficiando a los grupos unipersonales como PSPV, Ciudadanos y VOX.

Para el portavoz de Guanyem «resulta llamativo que en 2015 Santafosta se subiera las “dietas” como alcalde respecto al gobierno anterior de Cañizares y ahora las reduzca, porque ni él ni los miembros de su gobierno las van a cobrar por cobrar sueldo. Se trata de una clara estrategia de ahogamiento económico de la oposición, y concretamente de nuestro grupo».

Por su parte, el líder de AISAB ha insistido en que el aumento el gasto salarial viene provocado únicamente por la entrada de dos concejales más que la legislatura pasada y ha defendido que el trabajo de los cargos públicos «tiene que estar pagado».

En cuanto a las dietas de la oposición, ha recordado que Guayem en la enmienda que presentó al acuerdo de los sueldos de la pasada legislatura pedía una rebaja por asistencia a los órganos colegiados de 300 a 100 euros, por lo que «hemos hecho lo que proponían en su objetivo de reducir gastos».

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.