Banner papereria Ruiz

Las primeras Fallas en pandemia llegarán en septiembre

crema fallas camp de turia

La nueva normalidad empieza a tener cada vez más apariencia a la normalidad que conocíamos antes del Coronavirus, aunque el teletrabajo haya llegado para quedarse y ahora seamos más dependientes a internet, ya sea en la manera que compramos, hasta en como nos divertimos a través de plataformas de juego online como Casumo casino. Y es que, por fin, el público vuelve a llenar, aunque al 40% los estadios, las mascarillas empiezan a no ser obligatorias en espacios abiertos, y las Fallas vuelven a celebrarse algo 

Las Fallas 2021, cargadas de novedades, serán las primeras fallas que se celebrarán en pandemia, no solo en Valencia, también en sus municipios. 

Novedades para disfrutar de las Fallas 2021

De entrada, se celebrarán con medidas impuestas anteriormente, para frenar el avance de los contagios en la Comunidad Valenciana como son la prohibición de reuniones sociales de más de 10 personas y un toque de queda. 

Y es que, a pesar del aumento de contagios, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, cree que se pueden tener unas fiestas seguras y libres de contagios, abogando al sentido de responsabilidad de los ciudadanos. 

Junto al toque de queda y el limite de personas en reuniones, la Conselleria de Sanidad hara obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento, incluyendo en espacios al aire libre, a su vez que, para evitar el mayor número de momentos de aglomeraciones, la ofrenda tradicional será sin público.

Así se ha comunicado al colectivo fallero, Ana Barceló, en una reunión con representantes falleros, y el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia, y que también es presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana. 

En dicha reunión se han definido que eventos sí podrán celebrarse ya que, de entrada, se han caído dos de los momentos más icónicos en las Fallas, las mascletàs y los castillos de fuegos artificiales del Jardín del Turia. 

Sin que exista otra razón que la afluencia de gente que llegan a mover este tipo de eventos.

Entre los actos  que si podrán celebrarse abiertos al público estará la ofrenda, dónde en años anteriores pueden llegar a desfilar por las calles de Valencia alrededor de 100.000 personas. 

Por lo que se reducirá esa cifra y las medidas impuestas por Sanidad harán que la ofrenda sea prácticamente a puerta cerrada, algo que hasta los propios falleros habían sugerido como medida de prevención, conscientes de la gran afluencia de gente en las calles de Valencia. 

Por lo tanto se celebrará sin público y con un recorrido cerrado. 

Otra de las novedades pasa por la cremà. Este año, los monumentos arderán más temprano para poder cumplir con el toque de queda, que empieza a partir de la 1 a.m. 

A su vez, ya no habrá libre acceso para ver la quema de figuras y se restringirá el paso. Se deberá cumplir con un control de aforo, distancias de seguridad, y no podrán acceder grupo de más de 10 personas. 

Por último, los casales falleros,  y el sector hostelero deben cumplir en todo momento las normas impuestas al sector de limitación horaria y reducción de aforo en horas de organizar comidas o cenas. 

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.