Se van a emplear casi 580.000 euros en mejorar la accesibilidad del casco histórico municipal

En Riba-roja de Túria, una extensión de 1.646 m2, que abarcarán espacios históricos como el Castillo, la Cisterna y el Molino (y también la Agencia de Desarrollo Local) va a ver cómo mejora su situación en el ámbito de la accesibilidad.

José García

Lo han anunciado fuentes del consistorio de Riba-roja: se van a destinar  579.527,82 a mejorar la accesibilidad de la calle Cisterna: las obras incluirán el levantado de las actuales calles y aceras, la reconfiguración de las instalaciones (soterramiento de líneas eléctricas, alumbrado público), repavimentación y la instalación de equipamiento, alumbrado público y mobiliario urbano nuevo y se prevé que se prolonguen durante 10 meses.

Este proyecto se enmarca en la subvención Ruralter que otorga la Generalitat Valenciana (y, en menor medida, la Unión Europea y el Goberno de España), con el objetivo de promover la conservación de los núcleos históricos, recuperar su entorno y ponerlo en valor. La idea, explican desde el consistorio, es mejorar la situación del casco histórico y realzar la zona BIC (Bien de Interés Cultural) con la incorporación de elementos externos urbanos que unifiquen la imagen de la zona y realcen los edificios históricos.

Esta actuación supondrá, asimismo, la restricción de entrada de vehículos a un solo carril de acceso al aparcamiento subterráneo situado en la Plaza del Ayuntamiento, con el fin de priorizar los recorridos y plazas peatonales. Con ello, aumentará la seguridad de los transeúntes, especialmente los alumnos/as que se dirigen al IES de Secundaria y a aquellas personas que acceden al Parque Fluvial por el Camí de les Ànimes.

 

No hi ha comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.