El PSPV reparte Educación y Comercio a Compromís y Servicios Sociales a EU

El alcalde de Riba-roja de Túria propone una auditoria laboral en la reunión con los trabajadores del Ayuntamiento

El pacto de gobierno entre el PSPV, Compromís y EU en Riba-roja de Túria se ha cerrado con el reparto de concejalías. Los socialistas han asignado Educación y Comercio a Compromís y Servicios Sociales a EU. Los concejales del PSPV gestionarán Personal, Urbanismo, Juventud, Hacienda y Urbanizaciones.

Los socialistas han cedido a sus socios de gobierno de Compromís y EU las concejalías de Comercio, Educación y Servicios Sociales tras el pacto con las fuerzas de izquierdas -incluido Podemos- que ha permitido al candidato del PSPV, Robert Raga, acceder a la alcaldía tras 20 años de gobierno popular.

El edil de la coalición naranja, Rafael Folgado, estará al frente de Fomento Económico y Comercio, Ocupación y Agricultura, Actividades, y su compañero de partido, Miquel Castillo, de las áreas de Educación, Cultura y Política Lingüística, Fallas y Fiestas.

Por su parte, el único edil de EU, Rafael Gómez Muñoz, gestionará Servicios Sociales y Régimen Jurídico.

En cuanto al reparto de competencias entre los ediles del PSPV, José Luis López, será el concejal de Personal, Medios de Comunicación, Nuevas Tecnologías, Sanidad y Saneamiento; Teresa Pozuelo estará al frente de las áreas de Urbanismo, Infraestructuras, Vía Pública y Obra; Lola Verdeguer se hará cargo de Juventud, Deportes y Mujer. José Ángel Hernández llevará las áreas de Hacienda, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Polígonos Industriales, Patrimonio y Turismo; y Rafael Gómez será concejal de Urbanizaciones, Parques y Jardines, Transporte y Comunicación Viaria y Participación Ciudadana.

El nuevo alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, se reunió ayer en el Auditorio municipal con todos los trabajadores del Ayuntamiento para presentar al equipo de Gobierno y trasladarles “ánimo” y “confianza” en los próximos cuatro años de legislatura.

Raga aseguró que todos los componentes del equipo de Gobierno, que estuvieron presentes en el acto, “venimos con mucho entusiasmo y sabemos que afrontamos un reto muy importante, donde solicitamos vuestra confianza, y estamos abiertos a recibir ideas y sugerencias sobre cómo prestar un mejor servicio, porque vosotros sois el equipo”.
 
El alcalde propuso a los trabajadores municipales la puesta en marcha de una auditoría laboral para identificar las potencialidades y déficits de cada sector con el objetivo de mejorar la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos.

El socialista aseguró que “vamos a contar con todos los empleados públicos para cambiar la historia de Riba-roja e intentar mejorar la vida de los ciudadanos y el futuro de nuestro pueblo”, durante los cuatro años de pacto de gobierno.

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.