Tres detenidos en Bétera por ocultar una plantación de marihuana en su tejado

Se trata de un matrimonio y su hijo que además fue interceptado conduciendo sin carnet

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana en Bétera y detenido a un matrimonio y su hijo, de 27, 54 y 80 años, de origen español, como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Al hijo además se le considera el presunto autor de un delito contra la seguridad vial, tras ser interceptado conduciendo un coche con una suspensión temporal del permiso de conducir vigente.

Los hechos ocurrieron en la mañana del jueves cuando los policías realizaron un registro en el domicilio donde localizaron la plantación bajo el tejado del chalet con 182 plantas, además de unos tres kilos de hojas sueltas, 30 plantones, dos dosis de metanfetamina, una báscula de precisión y diversos útiles y efectos para el cultivo de la misma como lámparas, ventiladores, aparatos aires acondicionados.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de que un joven podría estar vendiendo marihuana en el distrito de Tránsits de la ciudad de València y que dicha sustancia provenía de una plantación que pudiera tener en su domicilio de Bétera.

Durante las investigaciones, los agentes establecieron diversos dispositivos de vigilancia en las inmediaciones del domicilio, apreciando que del mismo emanaba un olor de, al parecer, marihuana, así como que la plantación se encontraba en un altillo de la casa, al que se tenía que acceder con una escalera de mano.

En el transcurso de las investigaciones, los policías observaron al joven conduciendo un coche junto a un amigo que contactaban con una tercera persona, momento en que lo interceptaron interviniéndole una bolsa pequeña con marihuana, así como averiguaron que tenía en vigor una suspensión temporal del permiso de conducir.

Uno de los detenidos con antecedentes policiales ha pasado a disposición judicial, mientras los otros dos tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuesen requeridos.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.